Tras confirmarse un nuevo fallecimiento en Tucumán a causa de neumonía bilateral de un paciente de sexo masculino y 64 años de edad con comorbilidades, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, junto con el ministro de Salud de la provincia de Tucumán de Salud de la provincia de Tucumán, Luis Medina Ruiz y acompañados por la representante en Argentina de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Eva Jané Llopis, indicaron en conferencia de prensa que el brote de neumonía en Tucumán es un brote de legionella posiblemente pneumophila.

Según lo informado, las muestras tomadas a los pacientes afectados por neumonía bilateral dieron positivo para la bacteria legionella.

Vizzoti explicó en conferencia de prensa que, hasta ahora, cuentan con información preliminar y resta avanzar en el diagnostico final que es con pares serológicos, sin embargo “en cuatro muestras (tres respiratorias y una punción biopsia de uno de los fallecidos) se está aislando en la PCR una bacteria que se llama legionella y se está tipificando el apellido de la misma y estará hoy”, dijo y añadió: “La sospecha es que sea un brote de legionella pneumophila”.

 

La ministra de Salud comentó que es una bacteria que se transmite por vía inhalatoria a través del agua o aire acondicionado. La misma tiene un tratamiento antibiótico y un impacto importante en personas de riesgo, mayores de 50 años, tabaquistas, diabéticos y personas con inmunocompromiso o enfermedades respiratorias.

Sobre ese punto, la funcionaria nacional puso el acento en que todas las personas que tuvieron contacto con el nosocomio donde se encontró el primer caso, pacientes, personal, familiares estén atentos a síntomas como fiebre, falta de aire, dolor muscular y síntomas gastrointestinales con menos frecuencia. “En esos casos hay que consultar y evaluar el cuadro clínico y ver si necesitan tratamiento. Desde la provincia, se realizará un seguimiento activo en relación a ver los síntomas y trabajar en las personas que pudieron tener contacto con una fuente de infección común”, explicó.

Por su parte, el ministro de Salud de Tucumán, Luis Medina Ruiz, remarcó el trabajo conjunto con Nación y contextualizó afirmando que desde el sábado pasado cuando tomaron conocimiento de dos pacientes con neumonía bilateral que no estaban con etiología conocida de los 30 estudios que se pueden desarrollar en Tucumán y que venían del mismo lugar de trabajo, “nos llamó la atención y comenzamos a trabajar en la búsqueda activa de pacientes que reúnan las mismas condiciones y encontramos seis”.

“Así fue que el lunes cotejamos que no eran ni Covid-19 ni gripe ni hantavirus, y el marte tomamos la decisión de dar a conocer esta situación epidémica nueva y generamos un plan de contingencia junto con Nación para evaluar la etiología”, explicó.

En esa línea, continuó: “Desarrollamos una estrategia de control de pacientes, decidimos el aislamiento sanitario del sanatorio privado y enviamos muestras al Instituto Nacional de Microbiología Dr. Malbrán y al Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas “Dr. Julio I. Maiztegui”.

Por su parte, Llopis remarcó el rápido accionar de las autoridades sanitarias de la Nación y de Tucumán ante esta situación, demostrando una eficaz forma de identificar el problema y notificar a nivel mundial. “Esto demuestra el compromiso de Argentina con la salud pública internacional”, aseguró en dialogo con la prensa.

“Desde la OPS estamos a disposición con todos nuestros expertos, incluidos ingenieros que aportan apoyo en terreno y utilizar esta herramienta para evaluar las condiciones esenciales de los hospitales de esta y otras provincias”, dijo y subrayó: “tenemos toda la confianza de que seguirán adelante de forma eficiente y expeditiva”.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades estas son algunas de las Causas y fuentes comunes de infección:

Las bacterias Legionella se encuentran naturalmente en los ambientes de agua dulce, como lagos y arroyos. Estas bacterias pueden convertirse en una preocupación de salud cuando se multiplican y propagan en los sistemas de agua artificiales de los edificios, como:
 
Cabezales de ducha y grifos de lavamanos
Torres de enfriamiento (estructuras que contienen agua y un ventilador como parte del sistema centralizado de enfriamiento del aire en edificios o procesos industriales)
Bañeras de hidromasaje
Fuentes y accesorios decorativos con agua
Tanques de agua caliente y calentadores de agua
Sistemas de tuberías complejos y de gran dimensión
Los sistemas de aire acondicionado de los automóviles y de las casas no usan agua para enfriar el aire; por lo tanto, no presentan un riesgo de multiplicación de bacterias Legionella.
 
Sin embargo, las bacterias Legionella pueden multiplicarse en el depósito del líquido limpiaparabrisas de un vehículo (por ejemplo, auto, camión, camioneta, bus escolar o taxi), particularmente si el depósito contiene agua en lugar de un auténtico líquido limpiaparabrisas. 
Comparte: