En la asamblea general llevada a cabo el viernes 19 en su sede, los miembros de la Asociación  de Profesionales Universitarios de la Administración Pública (APUAP) establecieron el “estado de alerta y movilización ante la falta de respuestas y una nueva dilación del Ejecutivo Provincial, en un contexto de ajustes y tarifazos, los cuales dañan el poder adquisitivo de las y los trabajadores”.

Además en la asamblea general se decidió facultar a la Comisión Directiva para seguir con las gestiones necesarias ante las autoridades del gobierno provincial para que cumpla con los compromisos asumidos, principalmente en lo que respecta al blanqueo de los módulos por desempeño.

En este marco, la secretaria gremial de APUAP, Verónica Aramayo brindó detalles de los temas que abordaron en la asamblea realizada el viernes.

En este sentido expresó que “había un pendiente que es el blanqueo de los módulos por desempleo que es un ítem que todavía no ha sido resuelto por el gobierno provincial”.

“A eso se sumó la afluencia de profesionales en el gremio debido a los tarifazos que estamos padeciendo los que vivimos en la provincia” añadió.

Además comentó que mantienen reuniones “con distintos sectores gremiales, organizaciones sociales y con distintas personas que están sufriendo el tarifazo para organizar alguna movida de visibilización y protesta”.

“La necesidad de la gente desborda los sindicatos porque hay una necesidad enorme de que nuestro salario al menos se acerque al nivel inflacionario que existe” afirmó Aramayo.

“Esta situación se manifiesta en todos los sindicatos y esto ha posibilitado y nos ha planteado la necesidad de unirnos y de confluir en medidas comunes” subrayó.

Por su parte, el secretario general Nicolás Fernández, una vez finalizada la asamblea manifestó que la misma tuvo “una buena participación de los trabajadores profesionales de capital y del interior de la provincia”, y que en la oportunidad se analizó la situación que están atravesando los trabajadores en “un contexto de ajuste y tarifazos”.

“Hemos decidido por unanimidad establecer el estado de alerta y movilización de todos los trabajadores profesionales de la administración pública y mandatar a la comisión directiva  para que de ser necesario lleve adelante alguna medida de fuerza” concluyó Fernández.

Comparte: