La Arquitecta Alejandra Aramayo está a cargo de las tareas de remodelación del Teatro Mitre y en diálogo con UNJu Radio brindó detalles de los trabajos que están llevando adelante para la puesta en valor de este monumento histórico que cuenta con una arquitectura de estilo italiano construido en 1901 y es uno de los más antiguos del país.

Cabe destacar que ya se cumplió con las obras en el exterior del histórico edificio ubicado en Alvear 1009 y ahora se continúa adelante las obras necesarias en el interior para poder habilitarlo próximamente.

El trabajo de restauración arquitectónica consiste en la recuperación y conservación de obras construidas, algunas de gran importancia y valor histórico, esta etapa inició en el escenario y reparaciones en el revoque, luego se procederá a la ejecución de terminaciones eléctricas, sanitarias, pisos y sistemas de acondicionamiento de aire.

Al respecto la arquitecta explicó “es una obra que se va por etapas, los trabajos de restauración son muy delicados, se empezó con el sacado de varios elementos del escenario que estaban dañado como el troquel entablonado, el revoque que también tenía sus daños y considerando que es un edificio patrimonial obviamente las instalaciones sanitarias y eléctricas tienen un problema que lo estamos mejorando y también se verá lo del aire acondicionado como la primer etapa es un trabajo minucioso de mucha prolijidad y debemos cuidar todo el tema de moldura, rescatar el tema histórico, por lo cual hay que tener mucho cuidado tratando de resguardar la integridad del teatro”

Vale recordar que al ser un monumento histórico nacional es imposible estimar un lapso para la finalización de la obra, en este sentido comentó “el tiempo se alargó por todos estos trabajos, es un trabajo artesanal que requiere más tiempo, se estimará más meses, eso veremos conforme la obra, sería muy imprudente decir una fecha sabiendo que es descubrir el teatro, uno va avanzando con esta mejora que son única y el trabajo que se está haciendo consta con obras de hace 50 años atrás, entonces imagínense lo que uno está descubriendo”.

En cuanto al porcentaje de avance de esta obra remarcó que “van avanzando a medida que se concretan etapas, podríamos decir un 10 % o un 20 %, pero en la escala vamos bien, porque es trabajo minucioso”.

En relación a los trabajos de remodelación destinados a la recuperación de la arquitectura patrimonial y así convertirse nuevamente en el epicentro de la cultura para toda la región, Aramayo refirió “faltan las etapas de instalaciones que es un gran paquete y luego todo el trabajo de terminación interior y de novedoso podemos decir que estamos descubriendo que son estructuras de ladrillos con un espesor importante de 50 a 60 centímetros trabajados con muchas etapas de revoque podemos ver el tema el tiempo como la gente fue otorgándole el revoque uno encima del otro para mejorar la estabilidad del teatro, consideremos que es un estructura sismo resistente y es muy lindo ver la construcción interna porque estamos viendo algo inédito”.

Al mismo tiempo mencionó “se descubrieron pisos de pinotea, como se sabe que esa madera ya no hay y se trata de rescatar todo, se encontró clavos y elementos de herrajes anteriores”.

Por último, recordó que el gran coliseo jujeño “es un monumento histórico nacional tiene su resguardo tanto de nación y de provincia, entonces lo que hacemos son mejoras porque tenemos conservar este edificio y esas mejoras requieren conservar el estilo”.

Comparte: