La Lactancia Materna posee grandes beneficios tanto para el bebé como para la madre, no solamente tiene principios nutricionales, sino que también tiene factores inmunológicos y de protección.

Este año, desde el 1 al 7 de agosto, y bajo el lema Impulsemos la Lactancia Materna: Apoyando y Educando, se pretende informar a las personas de su papel en el fortalecimiento de la cadena efectiva como apoyo a la lactancia materna; establecer la lactancia materna como parte de una buena nutrición, seguridad alimentaria y reducción de las desigualdades; interactuar con personas y organizaciones de toda la cadena de apoyo a la lactancia materna, e incidir en la acción para fortalecer la capacidad de los actores y los sistemas para un cambio transformador.

En la provincia de Jujuy se realizará el mes de la lactancia con la presentación de distintas clases magistrales semanales en las que se tratará la importancia de la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, la incorporación de otros alimentos, la relación de la lactancia materna con la prevención de enfermedades, entre otros temas.

“Es importante educar a las familias y recalcar los beneficios de la lactancia como alimentación principal del ser humano”, señaló el Dr. Carlos Quinteros a UnjuRadio y remarcó la importancia de que existan “instituciones amigas de la madre y el niño para el amamantamiento”, es decir que “en cada lugar donde haya niños, haya un lugar para que la mujer pueda amamantar”.

 

(Dr. Carlos Quinteros)

Además indicó que amamantar a un bebé es “más económico que utilizar leche de fórmula”, y sostuvo “que está demostrado que los bebés que son amamantados tienen un coeficiente intelectual más alto que los bebés que consumen leche de fórmula”.

Para poder realizar esta alimentación exclusiva con leche materna, el médico destacó la necesidad de que se extiendan las licencias por maternidad y paternidad, “para que la familia acompañe este proceso”.

La lactancia materna es beneficiosa tanto para el bebé como para la mujer que amamanta. La leche humana es la mejor forma de aportar al bebé todos los nutrientes que necesita para un crecimiento saludable. A través de la leche de la mamá, el bebé se alimenta e hidrata y recibe defensas que le protegen de muchas enfermedades. A su vez, la lactancia brinda una oportunidad de reforzar el vínculo afectivo amoroso, a través de palabras, miradas, caricias, arrullos y juegos, fundamentales para el desarrollo.

Para poder sostener la lactancia materna es necesario el apoyo de toda la comunidad: el acompañamiento de la pareja, la familia y todo el entorno, esto incluye la distribución de las tareas domésticas y de cuidado entre progenitores. A su vez, los ámbitos de trabajo y de estudio necesitan contemplar licencias por maternidad y por paternidad, espacios para la extracción de leche y horarios reducidos para disponer de tiempo para alimentar al bebé con leche materna en estos contextos.

La OMS y el Ministerio de Salud de la Nación recomiendan la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de vida (sin incluir agua, jugos o infusiones, ni alimentos). Luego, comenzar a incorporar progresivamente alimentos apropiados para la edad, manteniendo la lactancia hasta los dos años o más.

Es necesario recordar que en algunas ocasiones las madres no pueden amamantar a sus bebés, como por ejemplo cuando conviven con infecciones como el VIH, por lo que es importante no estigmatizar a estas personas.

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí