Organizaciones sociales de izquierda levantaron el acampe en el acceso a la fábrica de la empresa Arcor ubicada en la localidad bonaerense de El Talar de Pacheco, partido de Tigre, en reclamo de la “aplicación de la ley de abastecimiento” y la “quita del 21% del IVA a todos los alimentos” de la canasta básica alimentaria, entre otros pedidos.

Tras acampar durante todo el martes, este miércoles por la madrugada los manifestantes debieron levantar la medida de fuerza por las condiciones climáticas adversas.

De la protesta participaron militantes y referentes del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el MTD Aníbal Verón, la Federación de Organizaciones de Base (FOB), el Movimiento Resistencia Popular (MRP), el Movimiento Teresa Rodríguez (MTR) y el Frente Popular Darío Santillán (FPDS).

“Exigimos al Gobierno la inmediata aplicación de la ley de abastecimiento”, reclamaron las organizaciones, que pidieron la puesta en marcha de una normativa con la que el Ejecutivo podría regular el precio de los alimentos en las góndolas.

Además, solicitaron la “quita del 21% del IVA de todos los alimentos de la canasta básica alimentaria” y el aumento del salario mínimo vital y móvil “por arriba de la inflación”.

“Veinte empresarios tienen de rehén la comida de todos los argentinos. ¡Bajen los precios de los alimentos!”, indicaron los organizadores en un comunicado.

Ayer por la mañana, los manifestantes se congregaron en la colectora de la Autopista Panamericana y Ruta 197, frente a las instalaciones de Arcor, una de las empresas alimenticias más importantes del país.

“El gran ejemplo es Arcor, cuyo dueño es Luis Pagani, que aumentó en 24 horas un 20% en todos los productos”, argumentaron las organizaciones sociales al mencionar a un conjunto de empresas alimenticias.

El pedido de la protesta fue “exigir sanciones” para los “especuladores y formadores de precios” y la implementación de “impuestos progresivos” a empresas y bancos con “ganancias usurarias”.

“Son ellos los principales empresarios que acrecientan su riqueza, a base del robo inflacionario de la comida”, señalaron los organizadores de la protesta, que también recordaron que el dueño de la empresa La Anónima, Federico Braun, dijo que “remarca precios todos los días”.

Y agregaron que “cometieron todas las atrocidades posibles: desabastecimiento y aumento de precios en los alimentos, devaluando aún más la capacidad de subsistencia de millones de personas”.

La delegada del FOL, Marianela Navarro, enfatizó que “la consigna de esta jornada es que bajen los precios porque veinte empresas no pueden tener de rehenes a 45 millones de argentinos”.

“Estamos en Córdoba frente a la planta de Bagley, en Mar del Plata, frente a la planta de Molinos Río de la Plata, en San Juan frente a la Serenísima, en Rosario frente a la Bolsa de Comercio y también se están desarrollando protestas en Misiones, Jujuy, Neuquén, Río Negro y Mendoza”, enumeró.

Además, confirmó que mañana se concentrarán a las 10 en las avenidas De Mayo y 9 de Julio, en el centro porteño, “en contra de la criminalización de la protesta social”, en el marco de la marcha anunciada por Unidad Piquetera que confluirá en Plaza de Mayo.

 

Comparte: