El secretario de Comercio Interior, Martín Pollera, se reunió con todos los actores de la cadena productiva del pan, quienes se comprometieron a mantener un precio razonable del pan en todo el país; y también hubo avances con el sector fideero para acordar el precio de pastas secas.

De este modo se acordó con las cámaras del sector panadero garantizar el abastecimiento a precios razonables de pan, que en junio tuvo incrementos de hasta 3,4%, y acciones para potenciar el funcionamiento del fideicomiso del trigo con la incorporación de más molinos.

“Fue una reunión muy productiva en la que dimos respuesta a varias preocupaciones del sector y en la que convocamos a una mesa para mejorar los mecanismos del Fondo Estabilizador del Trigo Argentino (FETA) y defender sus productos pero siempre poniendo como prioridad el precio del pan”, señaló Pollera.

“La reunión fue muy fructífera, le planteamos al nuevo secretario de Comercio toda una serie de pedidos que teníamos, muchas cosas que habían quedado por resolver”, coincidió el titular del Centro de Panaderos 27 de Abril de Avellaneda, Gastón Mora.

Según el dirigente, Pollera “con buena predisposición dijo que está dispuesto a avanzar porque quiere ver este cambio reflejado en el bolsillo de la gente y quiere llevar tranquilidad”.

“No vamos a avalar bajo ningún punto de vista el pan a $400; nos pusimos de acuerdo en un pan de $320 o $340, pero sabemos que hay que generar herramientas de fiscalización para que en muchas panaderías que hoy están recibiendo harina subsidiada no sean pícaros y lo vendan a $400”, agregó Mora.

Asimismo, reveló, “coincidimos en una próxima reunión en la cual va a participar el subsecretario de Defensa de Consumidor de la Nación y, sobre esos ejes, empezar a trabajar mucho el control en las panaderías, vamos a auditar el tema de los molinos también, que no haya sobreprecio siendo que reciben fondo del Estado”.

“Empezaremos a reflejar cuáles son los molinos y cuáles las panaderías que están acompañando para que la gente sepa lo que tiene que pagar de referencia al menos en el precio del pan”, completó el dirigente panadero.

En ese sentido, Pollera garantizó la continuidad del FETA y anunció la incorporación de ocho nuevos molinos; y adelantó que se están completando los trámites de inclusión de otras nueve empresas molineras con lo que ese fondo pasaría a contar con más del 50% de la molienda total de la harina de trigo.

Asimismo, anunció la conformación de una mesa con los proveedores de margarina, grasa y materia prima en general para incluir a todos los actores de la cadena de producción.

Además, el Gobierno estableció un canal para recibir denuncias sobre los molinos que, formando parte del fideicomiso, no vendan la harina a precio subsidiado y en las próximas semanas se firmará una resolución para establecer una fecha límite en agosto para la incorporación de molinos al FETA

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí