Claudio Ortiz, Coordinador de la Carrera de Enfermería Universitaria perteneciente a la Escuela Superior de Salud de la Universidad Nacional de Jujuy, dialogó con UnjuRadio y destacó la importancia de la capacitación en Resucitación Cardiopulmonar (RCP).

El Coordinador informó que las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte del país, registrándose en la mayoría de los casos muerte súbita.

Sin embargo, aclaró que “hasta la persona sana puede tener situaciones de paro cardiaco a causa de golpes fuertes en el pecho, una descarga eléctrica accidental, un ahogamiento con comida o en una pileta”.

Por tal motivo, Ortiz recomendó: “si observamos que una persona no está respirando, lo primero es llamar al servicio de emergencia, mientras tanto podemos aplicar la reanimación cardiopulmonar”. También advirtió que no accionar de esta forma durante los primeros 5 minutos “puede generar graves daños neurológicos permanentes e irreversibles por la falta de oxígeno”.

Para Ortíz la Ley 27.159 de Prevención Integral de Muerte Súbita resalta la importancia de capacitar a toda la población en la reanimación cardiopulmonar, ya que “estos eventos se suscitan en ámbitos extrahospitalarios”.

“Cualquier persona puede aprender reanimación cardiopulmonar”. “No son técnicas complejas y el Desfibrilador Externo Automático (DEA) asegura evitar una mala operación”.

Por último, Ortiz señaló que la Escuela Superior de Salud de la UNJu está trabajando articuladamente con UNJu promotoras de salud y UNJu saludable para el fortalecimiento de los criterios y protocolos de respuesta abiertos a la comunidad, porque “una capacitación aislada no termina siendo efectiva”.

La semana pasada se reglamentó la Ley de Prevención de Muerte Súbita en espacios de acceso público. La norma establece la obligación de instalar Desfibriladores Externos Automáticos (DEA) y capacitar para su uso en los espacios públicos y privados de acceso público, como establecimientos deportivos y culturales, centros religiosos, casinos, bancos y lugares de trabajo con más de 1.000 empleados.

El 70% de las muertes súbitas ocurren en “ámbitos extra hospitalarios” y el uso de un desfibrilador y una correcta reanimación cardiopulmonar (RCP) durante los primeros 5 minutos de producido el evento elevan “entre un 50 y 70% las posibilidades” de sobre vida, aseguró la Ministra de Salud de la Nación Carla Vizzotti.

Giselle Gambeta, directora nacional de Emergencias Sanitarias explicó que se creará un registro de instructores de RCP, luego se capacitarán en los distintos distritos y se realizará un congreso nacional de estas personas en donde se intercambiarán experiencias “para tener adherencia en todas las jurisdicciones y que se pueda implementar en todo el territorio nacional”.

 

Comparte: