La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) anunció un paro provincial de todos los   sectores nacionales, provinciales municipales por 48 horas para los días 21 y 22 de julio. La modalidad será sin asistencia a los lugares de trabajo.

Reclaman un aumento salarial acorde a la inflación, el pase a planta permanente en todos los sectores, mejora laboral para los capacitadores e instructores de toda la provincia. También exigen soluciones efectivas en los conflictos municipales de la provincia.

El anuncio sobre la medida de fuerza se conoció a través de una nota con fecha 19 de julio presentada al Ministro de Trabajo de la provincia, Gaspar Santillán y firmada por el Secretario General del sindicato, Carlos Sajama.

En un párrafo del texto se lee: “exigimos suspensión inmediata de cualquier represalia que el ejecutivo provincial, quiera determinar en perjuicio de los trabajadores y trabajadoras por adherir a esta medida”.

Además aseguran: “Si no hay respuesta favorable de parte del gobierno, el 27 de julio se llamará a un paro y movilización provincial en todos los sectores”.

Carlos Sajama en declaraciones a medios locales anuncio que la medida se consensuo entre todos los secretarios generales de la provincia ante la falta de un acuerdo salarial con el gobierno de la provincia y en rechazo a lo que considera los “ajustes del gobierno nacional”. Explicó que los cambios en el Ministerio de Economía de la Nación provocaron  “cierta incertidumbre entre los trabajadores” debido a los “ajustes que se van a venir”.

Afirmó que el paro de 48 horas se llevará a cabo este jueves y viernes y adelantó que el 27 de julio ATE se movilizará en toda la provincia.

Por otra parte, Rodrigo Guerrero, secretario adjunto de ATE explicó a un canal local que hay varios temas que el gobierno provincial no ha resuelto, uno de ellos es otorgar un aumento salarial que equipare a la inflación para los trabajadores estatales. Consideró que la propuesta paritaria del Ejecutivo es insuficiente.  “El 10% que ofrece el gobierno en julio prácticamente ha sido comido por la inflación” indicó. 

“Creemos que la situación económica de la provincia esta superada. Hoy los compañeros no llegan a la primera quincena del mes y en los municipios hay sueldos que están por debajo de la línea de la pobreza y la indigencia con sueldos de 15.000 y 20.000 pesos” sostuvo Guerrero.

 

Comparte: