El pasado 30 de junio el Senado de la Nación aprobó por unanimidad la Ley de Oncopediatría, normativa que beneficiará a los niños, niñas y adolescentes con cáncer, tras garantizarles la cobertura total de la atención médica por parte de las obras sociales y prepagas.

La nueva Ley especifica que el Sistema Público de Salud, las obras sociales y las prepagas deberán brindar al niño, niña y adolescente con cáncer una cobertura del ciento por ciento en las prestaciones para las prácticas de prevención, promoción, diagnóstico, terapéutica y todas aquellas tecnologías que pudieran estar directa o indirectamente relacionadas con el diagnóstico oncológico.

También establece que el Estado deberá otorgar una asistencia económica equivalente al monto de la Asignación Universal por Hijo con discapacidad, y que con el fin de reducir la morbimortalidad, se impone elaborar lineamientos programáticos y guías de práctica para la detección, diagnóstico y tratamiento de los menores de edad que padecen cáncer.

Asimismo, la normativa propone difundir y capacitar en estrategias para optimizar el diagnóstico precoz en cáncer infantil, así como gestionar el funcionamiento de la red de los centros oncológicos que atienden a dichos pacientes a nivel nacional.

Entre otros puntos, establece que, n caso de tratarse de niños, niñas o adolescentes con tratamiento ambulatorio que deban trasladarse y permanecer junto a su grupo familiar a más de 100 kilómetros de su lugar de residencia, se garantizará a la familia el acceso a un subsidio habitacional para afrontar los gastos de locación de vivienda.

Además, uno de los progenitores o representantes legales de un niño, niña o adolescente que padezca cáncer tendrá licencias especiales sin goce de haberes durante el plazo que figure en la prescripción del médico tratante del paciente oncopediátrico.

Estos últimos puntos, muy sensibles para las personas que viven en el interior del país alejados de los centros de atención de referencia, son los que acumularon mayores reclamos a lo largo de los años.

Ivone Rivera, referente de la Asociación Tinkunakama Familias Unidas Contra el Cáncer Infantil, en diálogo con UnjuRadio señaló que “esta es la respuesta a muchas familias que han padecido esta situación y muchas veces no veían una luz en ese camino que les tocaba emprender”.

Entre los puntos más importantes de la Ley para las familias de niños, niñas y adolescentes con cáncer, Rivera destacó la creación de un Programa Nacional de Protección y Cuidado Integral, es decir “que cubre los tratamientos y el diagnóstico hasta los 18 años”, dando respuesta a la problemática originada con el pasaje de la atención en el hospital Materno Infantil a la atención en un hospital de adultos cuando los adolescentes cumplen 15 años.

“Este cambio ocasiona en algunos casos cambios en el tratamiento, resistencia a acudir con un nuevo médico”, por lo que esta modificación “es muy importante para seguir acompañando al adolescente”.

Otro de los puntos importantes es que, actualmente tanto es sistema público como privado no cubren todas las prestaciones en casos de cáncer, y con la nueva normativa “la cobertura sería del 100 %, no sólo para el tratamiento, sino también para la detección precoz, la prevención y los estudios”.

“También es de suma imoportancia el transporte gratuito para la que la familia asegure la llegada a los centros de tratamiento. En la provincia hay casos donde la familia tiene dinero para llegar y no para regresar, y en mucho casos ni para ir”, sostuvo.

De la mano de este punto, la ley prevé “que se pueda adecuar la vivienda donde reside la persona con cáncer que necesita condiciones edilicias particulares ya que con el tratamiento se produce la inmunosupresión”.

“Hay familias que conviven todos juntos en una misma habitación”, aseguró y agregó que esta Ley “se viene peleando desde hace muchos años” y que ahora resta la adhesión de Jujuy a la normativa nacional, pero además que se trate el Proyecto de Ley provincial que se encuentra todavía en comisiones de la Legislatura de Jujuy.

“Una ley provincial es necesaria para poder complemetar la ley nacional debido a que las relaidades de cada provincia son distintas”, concluyó.

Tinkunakama actualmente asiste a 57 familias de niños, niñas y adolescentes con cáncer en toda la provincia.

En Jujuy cada año se diagnostican entre 25 y 30 niños, niñas y adolescentes con algún tipo de cáncer.

Comparte: