A 18 días de la fuga del asesino condenado a cadena perpetua, Luis Marino Rótolos, la familia de su víctima, el cambista Marcos Ortega, asegura que el escape fue premeditado y contó con la complicidad de personas tanto dentro como fuera de la Unidad Penal N°7 donde se encontraba.

Rótolos asesinó a Marcos Ortega, reconocido cambista jujeño, en el año 2013. Tres años después del crimen, el 23 de Febrero del año 2016, fue condenado, por la Sala III del Tribunal de Juicio, en primera instancia, a la pena 15 años de prisión por el robo seguido de muerte de Marcos Ortega y al pago de 1 millón de pesos a los familiares de la víctima. La familia no conforme con esta pena, interpuso un recurso de casación.

La Sala II del Tribunal de Impugnación entonces hizo lugar al planteo del Ministerio Público Fiscal, condenándolo a la pena de prisión perpetua por el delito de homicidio criminis causa en perjuicio de Marcos Ortega.

Rótolos estaba cumpliendo su condena en la provincia de Salta, dónde fue sentenciado; pero debido al contexto de pandemia, el asesino solicitó el traslado a Jujuy, estaba alojado en la Unidad Penal N° 7 del barrio Alto Comedero y el pasado 13 de junio se fugó.

La familia de Marcos Ortega asesinado por el prófugo Rótolos no cesa de pedir justicia y la recaptura del asesino, en tal sentido Vanesa Ortega, hija del cambista, hablo en UNJu Radio sobre la fuga de José Luís Marino Rótolos.

Ortega indicó que “la fuga estaba premeditada y contaba con ayuda dentro y fuera del Penal N°7, penal en el que además no le correspondía estar por el tipo de crimen que cometió”, es por esto que la familia indaga “le pregunto al ministro de Seguridad y al gobernador Morales: ¿Quién se va a hacer responsable del traslado y la fuga?” y sentenció “en Jujuy no hay justicia, no sirve, son lentos”.

La hija señaló que el traslado fue parte de la estrategia del asesino para escaparse “no es casualidad el traslado desde Salta sin legajo y que se lo haya alojado en el Penal N°7, estaba todo planeado” y agregó “nadie nos informó de que lo habían traído a Jujuy y que estaba alojado a pocas cuadras de mi casa, de mi familia”.

Las únicas certezas que tienen hasta ahora, según explicó, son “de los 5 detenidos, uno de ellos es familiar de Rótolos, sabemos que tuvo cómplices dentro y fuera del penal y que las cámaras que podían captar el hecho no funcionaban casualmente”.

“A 17 días de su fuga no sabemos nada de el, el se manejaba con libertad y privilegios dentro de la cárcel, no era un preso más; sabemos que manejaba más dinero del permitido por día, estaba dentro de las oficinas del penal y recién a la noche volvía a su celda a dormir” informó.

Además dijo “solo por la visibilidad en los medios es que desde la justicia Jujeña están haciendo algunas cosas, pero nosotros como familia nos estamos moviendo más” y siguió “nos había sacado la custodia y yo volví a pedirla, estamos esperando que respondan una nota donde solicitamos se recompense a quienes puedan brindar datos certeros del paradero de este asesino y recién ayer, jueves 30 de junio, 17 días después de la fuga agilizaron los trámites para que exista un alerta roja de Interpol y pedir la captura internacional de Rótolos”.

La hija del cambista asesinado señaló que desde la fuga del condenado por el crímen “vivimos con miedo, es un peligro para la sociedad y para nosotras, ya nos arruinó la vida hace nueve años y su fuga nos quita tranquilidad”.

Además, Ortega denunció que desde el gobierno provincial no se comunicaron con ellos “están en silencio” remarcó, “es una verguenza, espero que caigan todos los que colaboraron para que el delincuente se escape”.

Finalmente expresó “no confiamos en la justicia jujeña, no hay justicia, Salta hizo justicia por el asesinato de mi papá, es más ya está el alerta roja activado en la provincia vecina”.

Comparte: