La iniciativa que contempla que el Sistema Público de Salud, las obras sociales y las prepagas cubran la totalidad de las prestaciones para la prevención, promoción, diagnóstico y terapéutica, obtuvo 226 votos en Diputados el año pasado y hoy tratada en el Senado.
El Programa Nacional de Cuidado Integral del Niño, Niña y Adolescente con Cáncer tiene el objetivo de “reducir la morbimortalidad por cáncer en niños, niñas y adolescentes y garantizarle sus derechos”, a la vez que dará beneficios a padres y madres que cuidan a sus hijos enfermos.
El diputado nacional, Pablo Yedlin, afirmó que “esta es una ley muy importante y esperada por el sistema de salud. Argentina tiene aproximadamente 1500 nuevos casos de cáncer infantil por año”.
Por otra parte, en Jujuy son diagnosticados por año entre 25 y 30 niños con cáncer, afirman padres con hijos que cursan la enfermedad.
Se trata del proyecto que crea el Programa Nacional de Cuidado Integral del Niño, Niña y Adolescente con Cáncer con el objetivo de “reducir la morbimortalidad por cáncer en niños, niñas y adolescentes y garantizarle sus derechos” y que se estima será tratado en la sesión de este jueves en el Congreso.
Por su parte, Débora Bosco, presidenta de la Fundación Solidaridad Cáncer Argentina, contó a la agencia Télam que se reunió con el senador del Frente Nacional y Popular, Pablo Yedlin, quien les expresó su confianza en que “la iniciativa se convierta en ley” en la sesión de este jueves.
Beneficios propuestos
 
Reconoce el derecho de los niños, niñas y adolescentes a recibir los mejores cuidados disponibles, priorizando el tratamiento ambulatorio; a estar acompañado/a de sus referentes familiares o de cuidado, las que podrán participar de la estancia hospitalaria, sin que les comporte costos adicionales; a recibir información sobre su enfermedad y su tratamiento, de una forma que pueda comprenderla con facilidad y pudiendo tomar decisiones, con la asistencia de sus progenitores y al consentimiento informado, a recibir acompañamiento psicológico, tanto ellos como sus referentes familiares o de cuidado; al juego, la educación y a recibir tratamiento del dolor y cuidados paliativos.
 
Prevé, también, una asignación económica que se extenderá mientras dure el tratamiento; se debe otorgar a las familias de estos los niños, niñas y adolescentes estacionamiento prioritario en zonas reservadas y señalizadas para los vehículos que trasladen a las personas beneficiarias de esta ley, así como la gratuidad en la utilización del transporte publico y transporte colectivo terrestre.
Para los pacientes con familias en situación de vulnerabilidad social se postula promover la adopción de planes y medidas que faciliten el acceso a una vivienda adecuada y en caso que se trate de niños, niñas y adolescentes cuyo tratamiento se realice de manera ambulatoria y deban trasladarse a más de 100 km de su hogar, se le facilitará el acceso a un subsidio habitacional.
 
La iniciativa prevé, además, para el padre, madre o referente que acompañe al paciente el derecho a una licencia especial sin goce de haberes “sin que ello fuera causal de perdida de presentismo o despido de su fuente de trabajo”. Al mismo tiempo, se proveerá de una asignación igual al salario por parte de la Anses por ese período de licencia.
 
Comparte: