Luego de la Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+, una fecha que recuerda el levantamiento ocurrido en la ciudad neoyorquina de Stonewall en 1969, conmemoración que se replica en todo el mundo.  y en Argentina la primera marcha se realizó en 1992 y desde entonces todos los años se movilizan en distintas ciudades del país para visibilizar la diversidad y promover los derechos y la inclusión de las personas LGBTQ+.

Es por esta razón que cada vez es más la gente que se suma en apoyo a los derechos adquiridos después de tantos años de lucha y también para reclamar por la ampliación de políticas públicas.

En diálogo con UNJuRadio Marina Vilte, referente del Movimiento Ailén Chambi de Jujuy una organización adherida a la Federación Argentina LGBT, habló sobre las demandas actuales y de los problemas que se enfrentan decenas de personas que forman parte de la comunidad LGBT+ a la hora de acceder a los derechos básicos como la salud, el trabajo, la educación, la seguridad, entre otros derechos que son vulnerados.

En este sentido mencionó que a pesar de que la Argentina cuenta con legislaciones vigentes, la población LGBT+ continúa siendo víctima de múltiples prácticas de discriminación por orientación sexual, expresión e identidad de género, una de ellas es la ley de cupo laboral trans que se decretó en septiembre de 2020 y hasta el momento no se cumple en varias provincias del país.

Al respecto Vilte comentó que las demandas son muchas y renovó la necesidad de contar con una normativa contra la discriminación para prevenir y abordar situaciones de violencia que afrontan muchas personas LGBT+ y pidió dar tratamiento a proyectos presentados por la Federación Argentina LGBT “Argentina necesita sancionar una nueva ley antidiscriminatoria, proyectos que fueron presentados por la FALGBT ya con anterioridad al matrimonio igualitario hasta, al día de la fecha no contamos con una nueva ley que cambie de paradigma en esto de pensar el castigo como la única salida ante un hecho discriminatorio, sino pensar en la prevención”.

Sobre la ley de cupo laboral trans contó “también la federación presentó el proyecto en el congreso porque damos cuenta que justamente si bien hemos conquistado un cupo laboral a nivel nacional, este aún no se aplica en la provincia, no hemos tenido novedades las organizaciones de que se estén convocando desde los distintos organismos nacionales para cumplir con el cupo laboral trans”.

En cuanto a la situación en Jujuy comentó “la provincia por su parte no cuenta con legislación alguna respecto al Cupo Laboral Trans y lo que remarcamos desde la Federación Argentina LGBT es que para poder contrarrestar una discriminación y la violencia estructural de la comunidad trans no podemos hacerlo de forma aislada y solo pensando en un cupo, sino que hay que pensar de forma integral”.

Además mencionó que el problema general de acceso al mercado de trabajo es la existencia de una exclusión generalizada que sufren desde la niñez “hay una exclusión de la educación, hay una deserción educativa de muy temprana edad, hay en exclusión de los hogares y hay una falta de acceso a la salud entonces en qué condiciones podemos llegar a ese trabajo si es que el estado no está presente de forma preventiva, la verdad que hay muy poco trabajo preventivo en la educación, si bien tenemos por ley conquistada la necesidad de tener la ley de Educación Sexual Integral (ESI) de forma transversal, en Jujuy no se aplica una ESI con una perspectiva no binaria al menos y se siguen reproduciendo estereotipos y sobre todo conformaciones familiares que excluyen, entonces es muy difícil encontrar a progenitores que acompañen y escuchen a la niñeces sobre todo trans y no binaria y también a la niñeces diversas respecto a su orientación sexual y son totalmente invisibilisades en los currículum, entonces de pronto se da que obliga a que la comunidad tenga que salir a trabajar en vez de poder cumplir con su derecho a terminar un primario y/ o el secundario”.

Además, la organización que nuclea a integrantes de la comunidad LGBT+ brinda apoyo, acompañamiento y asesoramiento en el proceso de transición para que puedan ejercer de forma plena todos sus derechos “como muchas organizaciones nosotros nos hemos puesto como eje poder incidir de forma más activa dentro de la vida institucional jujeña, nos parecía súper importante empezar a acompañar en jurisprudencia tanto legal, judicial como administrativa, nuestra organización ha tenido mucha participación en varios antecedentes administrativos como reconocimiento de comaternidades, reclamos por el cumplimiento de la ley de matrimonio igualitario, acompañamiento sobre todo de niñeces y adolescencia trans y no binaria, estamos trabajando muy fuertemente para sus inscripciones o rectificaciones en el registro civil y también para que se cumplan sus derechos en la escuelas, ya empezamos con algunos reclamos para que algunas escuelas sean adaptadas a estas nuevas necesidades”.

Por último hizo referencia al trato desigual y discrimitario por parte de la policía y sostuvo que desde la organización Ailén Chambi acompañan y orientan a las víctimas de violencia policial “la policía jujeña sigue resistiendo mucho a aplicar las capacitaciones que dicta el Consejo Provincial de la Mujer e Igualdad de Género, suelen avisarnos a nosotros de detenciones que siguen manejándose con la misma ilegalidad o arbitrariedad, continúan no cumpliendo con el trato digno, no llaman a las personas por su nombre, siguen hablándolos con pronombres contrarios a su género, no permitiendo que ingresen sus medicamentos al momento de la detención”.

Por último recalcó que trabajan de manera articulada con el Consejo Provincial de la Mujer para prevenir la violencia y el abuso que sufren las personas LGBT “seguimos acompañando ante una denuncia concreta, nos hacemos presentes, pedimos que intervengan los organismos estatales que tienen que intervenir o sea que estamos en continua articulación con el consejo provincial, con el misterio de mujeres, género y diversidad porque creemos que justamente es el estado el que primero tiene que dar una respuesta pero siempre la organizaciones estamos como veedoras de esa situación”.

Se recuerda que ante un caso de emergencia por violencias por motivos de género u orientación sexual pueden llamar las 24 horas a la línea gratuita 0800 888 4363.

Comparte: