Este miércoles trabajadores de la salud realizaron un abrazo simbólico al Hospital Pablo Soria. Reclaman salarios dignos y denuncian que en pandemia eran “esenciales” y ahora “descartables”. Solicitan a las autoridades del gobierno provincial un trato más equitativo al personal de salud. 

En los alrededores del Pablo Soria, personal de salud autoconvocados llevó adelante un abrazo simbólico en defensa de la salud pública y por un aumento salarial “digno” para quienes estuvieron en la primera línea en plena pandemia de covid-19.

El licenciado en Enfermería, Eustacio Cruz, comentó que este abrazo simbólico en defensa de la salud publica tiene por objeto “visibilizar el malestar” de los “efectores de la salud” que desde hace tiempo vienen solicitando mejoras salariales y mayor inversión en salud.

“Nos merecemos un salario digno” indicó Cruz, y agregó “fuimos considerados en pandemia esenciales y ahora con esta discriminación tanto en la recategorización y en los aumentos de sueldo pasamos a ser prácticamente personal descartable de la salud”.

Aseguro que el ni el ministro de Salud ni las autoridades del gobierno provincial no los tienen “en cuenta”.  También denuncio un “lento deterioro” en los hospitales públicos “que no pueden satisfacer la demanda de la comunidad”.

Finalmente, el licenciado en Enfermería volvió a solicitar a las autoridades que atiendan las demandas de “todos” los trabajadores de la salud. “Queremos salarios dignos, respeto, que nos brinden todos los elementos necesarios para poder trabajar y dar respuesta a la población”, indicó.

 

 

 

 

 

Comparte: