Fueron palabras del Dr. Pedro Figueroa, representante legal de un grupo de afiliados al Centro de Docentes de Enseñanza Media y Superior (CEDEMS).

En diálogo con UNJuRadio, el letrado se refirió a la delicada situación institucional, económica y judicial que atraviesa el gremio. Hay preocupación fundada entre los afiliados por temor a perder la sede de calle Balcarce a causa de un juicio millonario que deberá ejecutarse.  Además, docentes autoconvocados solicitan que haya elecciones lo antes posible para elegir a las nuevas autoridades ya que las actuales, tendrían el mandato vencido.

En este contexto, Figueroa manifestó: “actualmente CEDEMS posee un problema del orden institucional y otro económico judicial. El primero de ellos refiere al cargo del Sr. Jorge Montero, secretario general de una comisión que quedó desmembrada, cuyo plazo de mandato venció el 24 de mayo y pese a ello, actualmente continúa usando el título de Comisión Directiva invocando el CEDEMS y demás.

Al respecto “existe una solución inicial por medio de los autoconvocados que como asambleístas designaron una persona responsable de administrar hasta que se lleve a cabo el proceso eleccionario, pero sobre todo, que tenga representatividad en las reuniones paritarias. Se trata de la profesora Giagante, designada por la asamblea en la que concurrieron más de 200 personas y en donde el Ministerio de Trabajo de la Nación envió cuatro veedores a la audiencia del sábado realizada en la calle, por encontrarse cerradas las puertas del gremio” explicó el letrado.

Respecto al problema de orden económico judicial, “desde el 5 de mayo poseen una orden de remate por lo que se encuentran ultimando diligencias para que el martillero establezca fecha de remate, mientras tanto estos usurpadores solo depositaron a mediados de mayo, $ 800.000 que no cubre ni la mitad del crédito laboral que reclama el juicio” expresó el abogado patrocinante.

“En la actualidad la deuda debe de rondar los dos millones de pesos, la valuación fiscal es medianamente parecida y constituirá la base del remate y además ya hay tasaciones extra oficiales del valor comercial del inmueble que superan los 30 millones de pesos, los cuales solo se recuperan pagando. No obstante, aún no se sabe porqué apareció mágicamente el dinero de estos usurpadores ni donde está el resto de lo que cobraron en aproximadamente 4 años” concluyó Figueroa.

Comparte: