La Agencia Nacional de Seguridad Vial informó que en el primer cuatrimestre del 2022 fallecieron 1.339 personas en siniestros viales. De los cuales cuatro de cada 10 fueron motociclistas, en su mayoría (75%) hombres y menores de 35 años.

Según el ente nacional las víctimas fatales de siniestros viales del primer cuatrimestre del año representan un 25% menos que en la prepandemia indicando en promedio hubo 11 víctimas diarias, por debajo de los valores históricos de 15 por día.

Según este informe estadístico, en este período del año fallecieron 1.339 personas en siniestros viales. Cuatro de cada 10 fueron motociclistas, en su mayoría (75%) hombres y menores de 35 años.

“Las estadísticas son solamente una foto y no debemos quedarnos con eso, sino seguir apostando a las medidas en las que ya venimos trabajando y en las que se implementarán próximamente”, expresó el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano.

Entre 2008 y 2022, en los meses analizados la media total de víctimas fatales fue de 1.634, y en los últimos cuatro años, 1.460.

“Si bien es un dato alentador que las cifras se mantengan por debajo del número histórico promedio, aún resta mucho por hacer en conjunto con las provincias y municipios para que no se sigan perdiendo vidas en siniestros viales que se pueden evitar”, agregó.

Índices

Analizados los datos por jurisdicción, aparece con más casos de víctimas fatales la provincia Buenos Aires (354), seguida por Santa Fe (122); Córdoba (120); Santiago del Estero (80); Tucumán (75); Misiones (71); Corrientes (56); Entre Ríos (49); Salta (43); Chaco (41); Jujuy (40); Río Negro (38); Neuquén (35) y Mendoza (33).

La lista se completa con la ciudad Autónoma de Buenos Aires (26); La Pampa (26), San Juan (24); Formosa (24); Catamarca (23); San Luis (21); La Rioja (16); Chubut (15); Santa Cruz (4); Tierra del Fuego (3).

Del informe también se desprende que más de la mitad de la siniestralidad fatal registrada durante este período ocurrió en rutas (52%), y la mayor siniestralidad se registró en rutas nacionales (29%).

• Las rutas provinciales representaron el 21% de la siniestralidad fatal, el 23% fue en calle, el 16% en avenidas, y el 5% en autopistas.

• En cuanto a franja horaria, los siniestros fatales se repartieron en partes iguales en un 49% para el horario diurno (de 7:01 a 19) y otro 49% en horario nocturno (de 19:01 a 7), con un 2% sin dato.

• Con respecto al tipo de siniestro, 1 de cada 2 incidentes viales, el 54%, fue por colisión. El resto se dividió entre atropello a peatón (13%), vuelco (10%), despiste (8%), choque (6%), y caída (5%), entre otros.

• En cuanto al género del total de personas fallecidas, los hombres (75%) casi triplican al de mujeres (24%).

Medidas de prevención

La ANSV recordó que con el objetivo de continuar reduciendo el número de víctimas fatales y heridos como consecuencias de la siniestralidad vial, este año dispuso una serie de medidas enfocadas en mayor control, concientización y educación vial.

Entre ellas, se destacó el scoring nacional, al lograrse “el consenso entre todas las provincias del país para avanzar hacia un único sistema de descuento de puntos por infracciones de tránsito en la Licencia Nacional de Conducir”, medida que salió por decreto presidencial a principios de mayo.

Otras de las medidas del año fue el lanzamiento de la segunda etapa del Plan Federal de Educación Vial con entrega de materiales educativos y cuadernillos prácticos para los tres niveles educativos a escuelas de todo el país, talleres para autoridades de los establecimientos y charlas de concientización para jóvenes de 4to, 5to y 6to año, entre otras acciones.

Además se resolvió que a partir del 1 de enero de 2022 todos los modelos de vehículos 0 km. Que se comercialicen en el país deben incluir el Sistema Electrónico de Control de Estabilidad (ESP) y el ensayo de impacto lateral.

Por último, se firmó un acuerdo para que todas las motos con motores desde 50 hasta 250 centímetros cúbicos y su equivalente eléctrico incluyan de fábrica el Sistema de Frenado Combinado (CBS), así como también las motos de más de 250 cc o su equivalente eléctrico tengan incorporado el Sistema de Antibloqueo de Freno (ABS), al menos en su rueda delantera.

Esta medida entrará en vigencia para los nuevos modelos comercializados a partir del 1 de enero de 2024 e incluirá a todos los que se vendan a partir del 1 de enero de 2025, con lo que se espera mejorar la seguridad de los motociclistas.

 

 

 

 

 

Comparte: