Gonzalo Dionicio, profesor y preparador físico, en diálogo con UnjuRadio habló sobre los beneficios que el andar en bicicleta proporciona a nuestra salud.

Entre los aspectos positivos que tiene esta actividad se destaca el importante gasto energético que contribuye a la salud y, “dependiendo de la intensidad y la frecuencia del ejercicio, a mayor gasto calórico se obtendrá mejores beneficios”.

Otro aspecto positivo de andar en bicicleta es que esta práctica no impacta de manera negativa en las articulaciones  por lo que es aconsejable en aquellas personas que recién se inician en la actividad física. “El pedaleo constante evita el dolor en las articulaciones” indicó Dionicio.

En este sentido, esta actividad se utiliza para hacer rehabilitación porque “cuando uno empieza a andar en bicicleta se empiezan a romper adherencias en algunas lesiones u operaciones que ha tenido la persona” por lo que “con el pedaleo constante empiezan a mejorar”.

Así mismo, el andar en bicicleta contribuye a la pérdida de peso debido a que “un mayor gasto energético consume una mayor cantidad de grasa”.

Por otra parte recomendó conservar una buena postura al momento de realizar el pedaleo. “Es importante que entre la cadera y la punta del pié forme un ángulo de 90 grados” precisó.

“Hay algunos que no llegan a ese ángulo y hay otros que lo sobrepasan” razón por la cual se aconseja “regular la altura del siento para que no haya alguna alteración en la mecánica que necesita el pedaleo, sobre todo en las rodillas” afirmó Dionicio.

Utilizar una bicicleta fija también proporcionaría los mismos beneficios, siempre y cuando se la regule de acuerdo a la altura y estructura de la persona.

Sin embargo, el preparador físico consideró que andar en bicicleta al aire “permite tener contacto con la naturaleza, ver los paisajes y respirar un aire diferente al que estamos acostumbrados, lo que marca una gran diferencia” con la bicicleta fija.

Comparte: