El pasado viernes 27 de mayo en la provincia de Tucumán, se realizó Asamblea Ordinaria y Extraordinaria del Sindicato de Amas de Casa de la República Argentina, en la sede que tiene el gremio en la Av. Alem 145, donde se realizó y aprobó un  balance y se eligió a la nueva conducción nacional, siendo reelecta María Lucila Colombo, como Secretaria General.

El gremio defiende los derechos de las mujeres amas de casa desde el año 1983. Renueva también el compromiso indeclinable con las mujeres, con la visibilización del trabajo doméstico que realizan en sus hogares y su reconocimiento social y económico.

UNJuRadio dialogó con María Lucila Colombo, Secretaria General Nacional de Sindicato de Amas de Casa de la República Argentina -SACRA, quien abordo la temática del trabajo no remunerado a las mujeres amas de casa.

Bajo el lema “El salario, jubilación, sindicato, y obra social para las amas de casa”, el sindicato que nuclean a todas las mujeres amas de casa, continúa hoy su lucha por sus derechos.

“La moratoria previsional del año 2005 permitió que se jubilaran muchísimas personas, de las cuales la mayoría eran mujeres” indicó y agregó que “por que somos más las mujeres en economía informal, justamente compatibilizamos algún trabajo que nos permita tener algún dinero con tener una familia”

La sindicalista explicó que “Aveces estamos en un empleo, cuando somos jóvenes, tenemos un hijo y la familia nos ayuda, pero acordé a qué va creciendo el número de hijos, la familia no ayuda, ahí la mujer renuncia” manifestó y añadió que “ luego la mujer quiere volver a trabajar, y no está apta o se encuentra desactualizada, sin poder conseguir los 30 años de aportes para jubilarse” señaló como problemática principal.

Asimismo expresó que cambiar el sistema toma mucho tiempo, debates y persistencia,

Por último María Colombo afirmó que “Si bien hubieron muchas mujeres jubilados amas de casa. Todavía no se creo un sistema de jubilación para amas de casa” concluyó.

El SACRA nació el 12 de marzo de 1983 en Tucumán y se organizó en todas las provincias argentinas para dar una respuesta colectiva, solidaria y organizada a las mujeres; potenciar las oportunidades y construir herramientas de inclusión y ampliación de derechos.

El desafío es derribar las barreras conceptuales que dividen lo público y de lo privado, para lograr una sociedad con justicia y equidad.

El SACRA lucha por el salario porque el trabajo que realizan amas de casa es productivo y no se detiene nunca. Para las tareas del hogar no existen domingos, ni feriados, ni vacaciones, ni retiro, y es la actividad que en promedio insume el mayor tiempo de nuestras vidas.

Índices

• Los dos tercios de las mujeres que además de atender sus hogares participan en el mercado laboral, trabajan más de 80 horas semanales.

• Para la totalidad de las amas de casa, las tareas del hogar nunca llegan a cumplir menos de 50 horas semanales.

• El trabajo no remunerado del hogar, realizado casi siempre por mujeres, produce bienes y servicios esenciales para el bienestar humano y para la reproducción y el crecimiento de nuestras comunidades. Sin embargo, en general no es considerado trabajo.

• Desde su fundación, en 1983, el SACRA propone e impulsa una Ley de Jubilación para las Amas de Casa. Gracias a la moratoria previsional implementada en 2003 bajo la presidencia de Néstor Kirchner, cerca de 2 millones de mujeres pudieron jubilarse.

• En 2001, el sindicato creó OSSACRA, una obra social organizada por mujeres para que sean titulares las mujeres. Pueden disponer de ella todas las amas de casa, en el marco del sistema solidario de salud.

Comparte: