El Comité de Lucha Contra la Trata de personas que dirige Gustavo Vera es un organismo que depende de la Jefatura de Gabinete de Ministros y se encuentra realizando un trabajo federal en todas las provincias del país con los organismos nacionales, provinciales, con los gobiernos locales y con las instituciones de la comunidad.

La semana pasada integrantes de este comité estuvieron desarrollando una serie de acciones que se enmarcan en el Plan Nacional contra la Trata y la Explotación de Personas en la provincia de Jujuy, tanto en ciudad Capital como en Humahuaca, en El Carmen, en Perico y en Monterrico.

Para referirse a esta visita a la provincia y al abordaje de la problemática de la trata en general, Nicolás del Mastro, integrante del Comité de Lucha Contra la Trata de Personas, dialogó con UnjuRadio y expresó que en Jujuy “se realizó un trabajo de proximidad territorial con la delegada provincial, Gabriela Burgos, y con todo un equipo para trabajar en la prevención, concientización y visibilización de esta problemática”.

Del Mastro describió que la trata es un delito federal y es una modalidad de crimen complejo y organizado. “Es el tercer delito más rentable en el mundo” afirmó.

En este sentido sostuvo que hoy la trata, al igual que los otros delitos, tuvo que migrar, adaptarse al territorio, a la economía y a la virtualidad.

Esta adaptación implica que “no puedan encontrar un Estado desorganizado, dividido o fraccionado que no mida el fenómeno”.

Por el contrario, “esta proximidad en la expansión del Plan de Lucha contra la Trata implica un trabajo mancomunado involucrando a todas las áreas estatales que puedan hacer su aporte” aseveró.

Así mismo, del Mastro señaló que “se requiere que los gobiernos locales focalicen en un trabajo de detección de las modalidades de ofrecimiento, aceptación, recepción, traslado y acogida de personas con la finalidad de explotarlas”.

Además agregó que “no sólo se tata de la explotación sexual” sino que también “se viene trabajando mucho en el tema de la explotación laboral donde también encontramos explotación sexual de mujeres y adolescentes”.

Este esquema de explotación laboral se da en todas las jurisdicciones. “Es un fenómeno global en este contexto de dificultad laboral y vulnerabilidad social que atraviesa nuestro país” remarcó.

En este contexto, Jujuy al ser una provincia limítrofe es claramente un lugar donde se requiere una mayor presencia del Estado en esta materia. No sólo por el tráfico y tránsito de bienes y servicios sino también por el tráfico de personas.

El integrante del Comité de Lucha contra la Trata de Personas manifestó que “es necesario empezar a hablar de este tema con la comunidad; difundir la línea de denuncia que es el 145; y luego trabajar en inspecciones y fiscalizaciones”.

“Necesitamos un Estado que esté presente haciendo cumplir los derechos elementales de la cantidad de horas que se puede trabajar, de las condiciones laborales y de las remuneraciones que cobran los trabajadores” subrayó.

Consideró que “también hay que prestar atención a las otras modalidades de captación que hoy estamos viendo como las redes, la virtualidad, la oferta engañosa de empleo, el enamoramiento y las sectas”.

Al respecto, refirió que “Argentina tiene por lo general alrededor de 19 mil personas en búsqueda” y que, durante la pandemia, “el aislamiento preventivo generó un reacomodamiento del circuito delictivo en los que respecta a la búsqueda de personas para trata”.

El mecanismo de captación que se está registrando en estos momentos no se da “contra la voluntad de la víctima” sino que “esa captación y ese engaño se da tras aprovecharse  de su vulnerabilidad”.

“Es un fenómeno integral que necesita de un abordaje responsable” concluyó del Mastro.

Comparte: