Durante el Mes de mayo se desarrolla en Jujuy el Mes del Parto Respetado con una serie de actividades orientadas a promover el cumplimiento de los derechos de las personas gestantes y recién nacidos.

El término “parto respetado” también llamado “parto humanizado” hace referencia a una modalidad de atención del parto donde se respetan los derechos de los padres y los bebés en el momento del nacimiento.

El parto respetado promueve los derechos de cada familia a ser respetados con sus particularidades, y el acompañamiento a las mismas en la toma de cisiones seguras e informadas.

En nuestro país en el año 2004 se promulgó la ley Nº 25.925 que fue reglamentada en el año 2015.

En tanto que la provincia de Jujuy adhirió a la norma nacional mediante la ley Provincial Nº 5952/16.

Para referirse al tema la doctora Claudia Castro, Directora Provincial de Maternidad, Infancia y Adolescencia en diálogo con UnjuRadio expresó que “el trabajo para lograr un parto respetado empieza mucho antes del nacimiento con los controles prematuros y la Preparación Integral para la Maternidad, donde un equipo va preparando a la mamá, le proporciona información que luego se pone en práctica al momento del parto”.

En el parto respetado tiene un común denominador entre los profesionales de la salud y las familias que es la información que debe ser bidireccional.

Por un lado “los profesionales de salud deben brindar información a las familias” y por otro, “éstas deben evacuar sus dudas preguntando a los profesionales” indicó Castro.

En este sentido agregó que “esta ley tiende a garantizar todas las atenciones a las familias y que se les explique todas las posibilidades de intervención”.

La profesional aseguró que “Todos necesitamos una asistencia que acompañe el proceso del parto respetado y también entender para qué se realiza, cuál es el beneficio y sobre todo saber que no le va a afectar al recién nacido”.

Así mismo, consideró que “el mejor lugar para de asistencia para un niño es el lugar que tenga todas las condiciones obstétricas, perinatales y esenciales para recibir a ese nuevo ser que necesita  de un acompañamiento, y que si surge la necesidad de una asistencia, ésta pueda realizarse”.

Comparte: