Frente al aumento de casos de Coronavirus registrado en las últimas semanas, el Ministerio de Salud de la Nación actualizó los lineamientos generales referidos a las políticas de testeo y de aislamiento.

Estas actualizaciones fueron acordadas entre la cartera sanitaria nacional y los ministerios de Salud de las provincias en el Consejo Federal de Salud (CoFeSa) quienes, además tomaron en cuenta las recomendaciones de especialistas en la materia.

En este sentido señalaron que debido al avance en la Campaña de Vacunación que se lleva adelante en todo el país para contrarrestar al Coronavirus se ha logrado una alta cobertura de inmunización en la población.

Al respecto, la médica infectóloga Florencia Cahn, presidenta de la Sociedad de Vacunología y Epidemiología (SAVE), manifestó a un medio de comunicación nacional que esta situación “conlleva a tratar al Coronavirus como un virus respiratorio más y no hay indicación de hacer PCR a todas las personas con síntomas compatibles porque, además, actualmente hay co-circulación de otros virus respiratorios como influenza o sincitial respiratorio”.

Cahn indicó que “lo que estamos viendo con Ómicron BA.2, que es la variante que más está circulando en este momento, es que el período de contagio es sobre todo al inicio de los síntomas o las horas previas a esto; entonces si un apersona se entera de que es Covid positiva probablemente ya haya contagiado a todos sus contactos estrechos”.

De acuerdo a un informe emitido por el ministerio de Salud, la Covid-19 puede tener síntomas compatibles con los de la gripe y otras infecciones propias del invierno.

Entre estos síntomas se encuentran la fiebre, tos, dolor de garganta, dificultad para respirar, dolor de cabeza, dolor muscular, diarrea o vómitos, rinitis o congestión nasal; y otros síntomas específicos como la pérdida del olfato o del gusto.

Ante la presencia de dos o más síntomas ya se puede sospechar  que se trate de Covid.

Las personas que deben realizarse el testeo para confirmar que sean positivas son las mayores de 50 años o que presenten con condiciones de riesgo como la diabetes tipo 1 o 2; obesidad de grado 2 o 3; enfermedad cardiovascular, renal, respiratoria o hepática crónica, personas que viven con VIH, en listas de trasplantes, enfermedades autoinmunes  y residentes de hogares, entre otros.

Las personas que no pertenezcan a ninguno de estos grupos de riesgos no deben realizarse el test. Solo deben permanecer en el domicilio mientras duren los síntomas. Tampoco deben acudir a sus actividades laborales, educativas, sociales ni a lugares públicos.

 

Comparte: