El discurso del presidente de Argentina, Alberto Fernández, para inaugurar el 140º período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional, dejó varios puntos para el debate y análisis de cada uno de ellos, sobre todo cuando se refirió entre otros temas  a la deuda con el FMI que debe investigar la Justicia, el actual acuerdo con el organismo internacional, los números que acompañan el crecimiento económico expuesto en el último año y medidas para frenar la inflación, aumentar la productividad, el empleo, la defensa del medio ambiente y el constante crecimiento del sistema educativo, su inversión en ciencia y tecnología que impacta actualmente en obras y desarrollo científico para Jujuy. A esto último debemos referirnos porque es real y basta con recorrer el interior de la provincia para entender qué significa la inversión del gobierno nacional en materia universitaria, la gestión para construir más escuelas técnicas y aquellas que aguardan por remodelaciones y obras paralizadas u olvidadas por el anterior gobierno.

Jujuy tiene en marcha varias obras que van en sintonía con los anuncios de Alberto Fernández, el aulario que se construye en la manzana 1 del barrio Los Naranjos de San Salvador de Jujuy que albergará a cientos de estudiantes de las facultades de Humanidades y Ciencias Sociales, Ciencias Económicas y Agrarias, la sede de la UNJu en San Pedro de Jujuy y recientemente los anuncios de contar con nuevas sedes de la Escuela de Minas tanto en Palma Sola como Susques, proyectos en marcha. Son muestras que los discursos van acompañados de reales presupuestos.

En su mensaje, el presidente argentino recordó que el país “ya cuenta con las leyes de financiamiento de la ciencia y de la economía del conocimiento. Con esto podemos alcanzar una inversión de más del 1% del PBI, lo que implica multiplicar por cuatro el presupuesto actual. La segunda ley garantizará que la inversión pública traccione también inversión privada en investigación y desarrollo. Estoy convencido que tanto en educación como en ciencia los argentinos/as debemos avanzar hacia políticas de Estado, es por ello que en los próximos días estaré enviando a este Congreso Nacional el proyectos de ley del plan Argentino de Ciencia y Tecnología 2030 que fue debatido y concertado con los actores de la comunidad científica universitaria y productiva de todo el país”.

En Jujuy ya sabemos que el anuncio de Alberto Fernández va acompañado de los 300 millones de pesos que se invertirán en el Centro de Desarrollo Tecnológico ‘Gral. Manuel Savio’ de Palpalá, “haciendo fuerte hincapié en fortalecer la producción de la región con el aporte que realiza el campo científico” decía el Lic. Rodolfo Tecchi quien es Rector de la Universidad Nacional de Jujuy y presidente del Consejo Interuniversitario Nacional.

En palabras de Alberto Fernández, “uno de los grandes objetivos del presente año será iniciar un enorme proceso de federalización de la ciencia, agregar valor, fortalecer las cadenas productivas con modernas tecnologías, allí donde esa producción primaria permitirá abrir nuevas fuentes laborales. Este futuro es con la educación en el centro de las prioridades, cada peso invertido en educación es un peso invertido en el futuro de la Argentina. Seguiremos construyendo nuevos edificios dotando de equipamiento y de toda la infraestructura necesaria con un programa especial para nuestros jardines de infantes, construiremos cien edificios integrados para la educación técnica profesional y mejoraremos la infraestructura existente. Continuaremos con el programa de infraestructura universitaria, tenemos un plan para multiplicar la conectividad en las escuelas y un plan para expandir la tecnología informática para nuestros niños/as, jóvenes y nuestros docentes”.

El programa de infraestructura universitaria es parte de la política de Estado de este gobierno, no todos lo ubican como prioridad y ya sabemos que algunos buscan el arancelamiento como práctica empresarial que conocen a la perfección. Pero el pueblo argentino conoce de esfuerzos para contar con la primera generación de profesionales universitarios y en Jujuy hay innumerables ejemplos a través de su universidad pública. Un objetivo de una gestión que ya lleva casi 8 años y continuará con las próximas autoridades sin duda. La expansión académica en territorio jujeño no tiene retorno, por la aceptación de la ciudadanía, los gobiernos del interior y el convencimiento de mayor desarrollo a través del conocimiento e investigación.

Una deuda pendiente es la actualidad de las escuelas técnicas de la provincia, olvidadas y casi desmanteladas durante el Macrismo, pero si son parte de la política de Estado como dice Alberto Fernández es mejor involucrarse para lograr que el discurso se convierta en metas concretas de cumplir, “hay que continuar invirtiendo para lograr una creciente autonomía científico-tecnológica que nos permita aportar a la resolución de los problemas que tiene el país”, eso implica que instituciones prestigiosas como la UNJu tendrán un papel activo para acompañar, elaborar proyectos, defender la educación técnica profesional en el marco del sistema educativo nacional y eso es la construcción del futuro.

Comparte: