Argentina atraviesa la tercera ola de contagios de coronavirus, caracterizada por la inserción de la variante Omicron del virus Sars Cov 2, que resulta de una contagiosidad nunca antes vista.

Esto genera un situación muy preocupante en la provincia y en el país, en relación a la ocupación de terapias intensivas y el aumento de los fallecimientos.

Para conocer como se está desarrollando esta nueva ola en el país, Unju Radio dialogó con el Dr. Arnaldo Dubin, Médico Intensivista, Profesor e Investigador de la UNLP, e integrante de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva quien sostuvo que, actualmente, “hay un crecimiento descontrolado del número de contagios”.

En este sentido señaló que, aunque “algunos piensan que estamos llegando a una meseta”, en realidad “se ha llegado al límite de la capacidad diagnóstica. Están saturados los testeos”.

El especialista manifestó que hay una enorme preocupación por el crecimiento de la ocupación en la terapia intensiva, lo que “desemboca en un alto número de muertos”.

“Hace seis semanas habíamos llegado a un promedio de 20 decesos por día, sin embargo, en el último mes el promedio diario de fallecimientos es de 56 personas, y, en la última semana, aumentó a 137 fallecimientos, hay un crecimiento exponencial”.

Asimismo destacó que, haciendo una predicción a largo plazo de la situación sanitaria a nivel país, “se podría decir que en el próximo mes se llegará a 3000 o 4000 mil muertes por Covid-19 en el país”.

“Todo esto debido al descreimiento de la peligrosidad de la nueva variante Omicron, la cual puede ser más leve pero es muchísimo más contagiosa, por lo que resulta peor que la anterior”, argumentó.

En este sentido planteó que aún “estamos en plena pandemia con una variante más agresiva, tremendamente más contagiosa y que genera enormes desafíos”, por lo que “la internación en terapia intensiva está creciendo y día a día la presión es mayor”.

Además se refirió a las olas anteriores y remarcó que “el sistema sanitario colapsó ya que hubo un abrupto número de casos y decesos”, y que esto se debió a que “estalló el eslabón más débil de la cadena, la terapia intensiva” .

“En el sistema de salud hubo una sobrecarga brutal de trabajo en dónde médicos, terapistas, anestesiólogos, camilleros, enfermeras entramos en una situación de cansancio y fatiga terminal”, lo que, según Dubin “fue en desmedro de nuestro rendimiento”.

También subrayó que las condiciones de trabajo “son malas y los sueldos son insuficientes”.

Por otro lado, apoyó la concientización acerca de la vacunación y el uso del “Pase Sanitario” ya que “la vacunación en Argentina ha dado un resultado tremendamente exitoso con este nivel de contagios”.

“Sin la vacuna estaríamos viviendo una catástrofe sanitaria de una magnitud inconmensurable”, dijo y  agregó que los que más padecen la enfermedad son los que no poseen las vacunas: “las dos terceras partes de los que están internados no están vacunados, y es allí donde se produce el aumento de decesos”.

Finalmente planteó que “el pase sanitario preserva el bien común, debe mantenerse y debe implementarse en las escuelas y el transporte”, y debido a esto aseguró que sería una buena medida la implementación de la vacunación contra el Covid-19 en el calendario de vacunación obligatorio ya que, a pesar de estar ante una enfermedad reciente, las mutaciones se seguirán dando y debemos estar protegidos.

 

 

Comparte: