Fueron palabras de César Ernesto González Barry, geólogo, docente de la Universidad de Jujuy y miembro del Instituto de Geología, que explicó en UNJu Radio el fenómeno de remoción en masa que ocurre en distintos lugares de la quebrada y en especial haciendo referencia al ocurrido en la Quebrada de los Filtros, que se ubica en la localidad de Volcán.

Al ser consultado por el fenómeno de remoción en masa, González Barry explicó: “A lo largo del espinazo andino son característicos los desplazamientos de materiales precisamente por fenómenos que denominamos de remoción en masa”.

“Es algo que ha ocurrido y sigue ocurriendo en distintos lugares de la Quebrada de Humahuaca, me habían consultado respecto a la problemática de la Quebrada de los Filtros, en la localidad de Volcán, que ya tuvo episodios anteriores y que generaron problemas en la cercanía de la población de Volcán”.

“Hay una cosa que hay que entender que estos fenómenos, este tipo de procesos de remoción en masa, se vienen produciendo desde antaño y eso forma parte de la dinámica de la región, sobre todo de la región Andina, nosotros quizás el mejor ejemplo lo tenemos en el Arroyo del Medio, que es un cono muy grande, que incluso figura en los libros de texto, hay un manual de estratigrafía, de un escritor norteamericano que ya lo mensiona desde el siglo pasado y los escritos antiguos ya hablan también de ese tipo de problemas en la Quebrada de Humahuaca, sobre todo en las quebradas aledañas, tanto de uno y otro lado de la quebrada de Humahuaca”.

“De acuerdo a datos que estuve recibiendo hoy día sobre el fenómeno que ocurrió en quebrada de los Filtros, sobre este desprendimiento de terrenos, de materiales, es justamente algo así como un proceso previo al movimiento de materiales”.

Al ser consultado por los fenómenos de meteorización que ocurren en las quebradas o zonas de alta montaña, González Barry aseguró: “En las zonas de alta montaña resulta ser que ocurren algunos fenómenos de meteorización, procesos físicos, mecánicos, incluso químicos que van desagregando la roca, o sea la van fracturando y a medida que eso va ocurriendo, los materiales o las rocas de alta montaña se van debilitando”.

“Hay un fenómeno muy interesante que se llama termoclastia, es decir tiene que ver con los cambios de temperatura entre el día y la noche, eso en el tiempo va debilitando a la roca, la va fracturando, otro fenómeno que ocurre en alta montaña que se conoce como crioclastismo, es decir, la humedad o el agua que penetra en las grietas, cuando desciende la temperatura a 0 grados, el agua contenida en esas grietas aumenta de volúmen porque se transforma en hielo y eso hace que ejerza un efecto de cuña, de alguna manera va haciendo presión y todo eso multiplicado por muchísimas grietas, ya sean pequeñas o grandes, va debilitando la roca, hasta que llega un momento que no puede sustentarse y con las lluvias eso hace que se deslicen esos materiales hacia el fondo de la Quebrada”.

“Por eso la gente escuchaba ruidos y seguramente notaba a la distancia, polvo o tierra y que se levantaba y generaba ciertos estruendos, ése es el mecanismo que ocurre cuandos esos materiales por esos procesos mecánicos de meteorización se desplazan al fondo de la quebrada porque no pueden sustentarse, ahora bien todos esos materiales, que pueden ser gruesos, finos y que se van acumulando a modo de escombro y que muchas veces en las salidas de las quebradas generan lo que nosotros llamamos conos de deyección”.

Sobre el efecto de las lluvias intensas González Barry aseguró: “Esos materiales, cuando llegan las lluvias intensas, se van saturando de agua y llega un momento que por la pendiente que tienen las quebradas, comienzan a movilizarse, que son masas de lodos con distintos tipos de materiales rocosos, de distintas granulométria, de distintos tamaños y a medida que va adquiriendo volúmen y velocidad, toda esa masa de fango, ese flujo denso o proceso de remoción en masa, va incorporando a su vez otros materiales y cuando llega a la salida de la quebrada, puede generar un problema muy serio, ya sea para cultivos o para zonas donde haya asentamientos urbanos. Ese sería en síntesis el proceso de remoción en masa”.

Sobre lo sucedido en la Quebrada de Los Filtros, el geólogo detalló: “Al parecer aquellos que han observado el fenómeno en la Quebrada de Filtro, como aparentemente no hubo lluvias intensas, el fenómeno ha sido como el fenómeno preliminar de estos procesos, es decir, se van acumulando materiales a medida que van cayendo en el fondo de la quebrada y luego cuando se produce mucho volúmen de agua por las lluvias y por la pendiente que puedan tener esas quebradas, se ponen en marcha estos materiales”

Una de las consultas fue si ante éstos fenómenos es posible alguna intervención, a lo que González Barry explicó: “Es muy simple todo esto, nosotros hablamos de previsión, todo esto que tiene que ver con los riesgos geológicos, porque los ‘volcanes de barro’ como la gente los llama”.

“La medida de previsión, básicamente es decirle a las personas ‘éste es un lugar de riesgo, no tienen que asentarse porque durante las épocas de lluvia se pueden producir este tipo de fenómenos’ esa sería una de las primeras medidas que deberían considerarse, y en los lugares que ya hay poblados ver la forma de tener algunos sistemas de alarmas, como para que las personas puedan refugiarse o tenga un lugar donde escapar”.

“Estos fenómenos muchas veces son repentinos, muchas veces se producen en horarios nocturnos, donde prácticamente no hay posibilidad de tomar decisiones, es muy bueno poder hacer los estudios para cada quebrada para poder saber cuál es la posible mitigación, ojo, a la naturaleza no la vamos a frenar, porque esto ocurre y va a seguir ocurriendo, el tema es ver como se puede tratar de mitigar esos efectos”.

“Las tareas de previsión tienen que ver con estudios, geológicos, metereológicos de la región y de esa forma se van analizando cómo esos materiales se van acumulando, o sea, los estudios de campo pueden hacerse a través del análisis de imágenes frecuentes de alta definición, que nos puede dar un panorama, a eso se pueden sumar los vuelos de drones, el análisis de toda esa información fotográfica y de imágenes puede permitir hacerse una idea de cómo evoluciona los materiales en el fondo de la quebrada para saber si efectivamente, cuando venga el período de lluvia podrá haber algun tipo de desplazamiento o no”.

“Ahora bien los trabajos de previsión también tienen que ver con las características de las rocas, porque geológicamente hablando tenemos una serie de formaciones geológicas, que están orientados en sentido meridiano o sub meridiano, es decir aproximadamente en sentido norte-sur y cada uno de esas formaciones geológicas tiene sus propias características en cuanto a composición, a resistencia a los procesos de erosión, en cuanto a sus capacidades de poder desagregarse en mayor o menor medida”.

“A eso hay que hacer el análisis de las pendientes, es decir aquí entramos a ver otros factores geológicos, como la geomorfología, es decir cómo se encuentran esas pendientes, si son pronunciadas, esto hablando en sentido de las distintas quebradas que desembocan en el río Grande, como es la propia Quebrada de Humahuaca, todo eso se tiene que analizar”.

“Ahora bien, ¿Cuáles serían las tareas de previsión a considerar? Toda esa información nos permite de alguna manera definir que podríamos hacer, una de las cosas que hay que pensar es en algunos sistemas de alertas o en un sistema tratar de hacer toda una red de sensores, que podrían ser sensores, que podrían ser sensores de movimiento colocados en lugares estratégicos para lo cual se requeriría un equipo que monitoree con frecuencia esos sensores, especialmente en las épocas de lluvias”.

“Otra cosa a considerar va a depender de cómo es la sinuosidad de cada quebrada, si son quebradas que no tienen muchas sinuosidades y hasta se podrían pensar algunas obras de tipo ingenieril, como para ver si se podrían producir algunos frenos a esas mesas que se deslizan corriente abajo”.

“Pero por supuesto, todo eso amerita un estudio porque lo que puede ser bueno para una quebarada, quizás no sea efectivo para otra quebrada, hay que analizar cada una de esas problemáticas para poder saber que tipo de solución puede haber, lo que si es importante es que eso requiere de un monitoreo, de estudios, como para hacer una suerte de seguimiento en el tiempo”.

Comparte: