Mañana concluye un nuevo año y una de las cosas positivas que dejó este 2021 es, sin duda, que egresara de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de nuestra universidad, la primera persona ciega.

Se trata del Licenciado en Comunicación Social, Adan Cáceres, quien habló con Unju Radio para contar como fue el proceso de avanzar en esta carrera y que proyecta para el futuro.

El nuevo Licenciado explicó que después de tanto trabajo, “cerró una etapa”, lo que significó un alivio para su entorno próximo y para el mismo.

“Para nada me pongo como ejemplo, sino espero ser un incentivo y una motivación para las personas con discapacidad que piensan que tener una discapacidad hace que todo termine allí”, explicó.

Cáceres tiene una ceguera adquirida por una enfermedad degenerativa que le quitó la visión a los 25 años y recordó que durante su infancia y adolescencia en Fraile Pintado, de donde es oriundo, “trabajaba a la mañana, iba a la escuela a la tarde, y pensaba que la universidad no era para mi”.

“El primer día que entré a la facultad era como un sueño, ya que era del interior y de una familia muy humilde. Poder llegar a la universidad para mi fue todo un orgullo”, contó.

Además relató cómo fue comenzar a cursar una carrera en una universidad que, en aquel momento, “no estaba preparada para recibir personas con dicapacidad”.

“Cuando comencé había mucho desconocimiento y fuimos detectando barreras desde lo físico y también desde lo actitudinal”.

Sin embargo, destacó la “predisposición” de todo el personal, las autoridades de la UNJu y de los estudiantes “para derribar estas barreras que existían”, cosa que “no es fácil”.

“Los compañeros colaboraron para guiarnos y ayudarnos, y hubo predisposición de los docentes para aprender juntos”.

En este sentido, remarcó que, desde su ingreso, se produjo “un gran quiebre” en la institución ya que, “convivir con una persona con dicapacidad rompe con los prejuicios”.

“Desde ahí fue un camino de deconstrucción y contrucción”, dijo y agregó que, cuando hablamos de inclusión “es importante tener una universidad preparada y capacitada para recibir a las personas con discapacidad. El desconocimiento y la falta de información son los causantes de los prejuicios”.

Es en este contexto donde el surgimiento de UNJu Prodis (Programa de Atención Permanente a Personas con Discapacidad de la UNJu) resultó tan importante: “a raíz de abrir caminos en la Facultad de Humanidades es que surge UNJu Prodis donde ingresé a trabajar”.

“Allí fuimos abriendo caminos para que todos tomemos conciencia que derribar barreras era un trabajo conjunto, donde todos se debían comprometer, con UNJu Prodis se pudo apoyar a todas las personas con discapacidad”, subrayó.

Su trabajo en Unju Prodis intenta que las personas con discapacidad puedan “ingresar, permanecer y egresar de la universidad”.

Por último se refirió a su trabajo de tesis que se trató de la terminología que utilizan los medios de comunicación para referirse a las personas con discapacidad.

“La mayoría de las veces son términos discriminatorios y estigmatizantes”, por lo que su idea es “abrir el campo de investigación en discapcidad”, para romper con estos discursos instalados en la sociedad.

“La temática de discapacidad debería ser transversal a todas las materias, es necesario que esta temática esté en todas las cátedras”, expresó, y para lograrlo, “tenemos que tomar conciencia y sensibilizarnos”.

“Es un orgullo haber terminado una carrera, pero sobre todo saber que se puede y que lo que uno hace pueda servir como motivación para otras personas, la inclusión es un trabajo de todos”, concluyó.

Comparte: