Con el fin de acercar la cultura del habano a cada rincón del país, se viene el “1er desafío La Casa del Habano Argentina” el próximo 10 de diciembre través de la página web de La Casa del Habano Argentina, con juego de preguntas y respuestas online sobre este tradicional producto cubano. La inscripción es gratuita, y los ganadores podrán disfrutar de un evento exclusivo para 10 personas y de un humidor con 15 habanos seleccionados especialmente.

En ese marco Lucía Alsogaray, gerente de La Casa del Habano, brindó detalles en UNJu Radio  92. 9, “a mí me gusta hacer una definición de lo que es el habano, el cigarro y el puro y  también la diferencia de lo que es, un habano, del tabaco rubio para armar cigarrillos. En general es buena la distinción porque no todo el mundo lo conoce y hay una diferencia muy grande en los productos. Cuando hablamos de habano, hablamos de tabaco negro cubano, cuando decimos habano, estamos hablando de un producto que se cosecha, se siembra, se cultiva y se  tuerce dentro de un territorio de la isla de cuba, es un producto que no tiene ningún proceso mecánico, todo se hace de manera artesanal y manual y,  no tiene ningún tipo de producto químico agregado, eso es lo que es, un habano”.

“Lo principal de lo que le diferencia de los cigarrillos es que, en un habano la hoja de tabaco sigue viva, es una hoja que se cuida, que no se pique del todo, se mantiene una humedad, que no tiene agregado de nada, en cambio en el cigarrillo, se seca por completo y tiene diferentes químicos y agregados” señaló la responsable.

A su vez, Alsogaray explicitó con respecto a los usos de los habanos, “los habanos se arman en un sentido, siempre están torcidos de la misma manera. La parte que vos encendés, es la parte que está más alejada de la planta del tallo. Entonces a medida que vamos fumando, nos va a portando una intensidad mayor, porque tiene sus sabores más concentrados. Lo ideal es elegir uno que acompañe el tiempo que nosotros tenemos”  y de igual forma añadió en referencia a la picada del habano, “es un ritual que tiene que ver con el corte, el encendido. Hay que encenderlo por completo en la mano y luego recién llevarlo a la boca, no se traga el humo para nada, esto es solamente sentir sabores, los sabores lo sentimos en la boca, no hay necesidad de llevarlo al pulmón y, una vez que terminamos el ritual del corte y del encendido, lo llevamos a la boca, mantenemos el humo en la boca y después lo exhalamos suavemente y eso completa el acto de fumar y no hay necesidad de tragar, no se tiene que tragar, porque vas a tener una sensación no agradable ”.

Para finalizar, la gerente indicó al desafío que se va organizar este 10 de diciembre, “cualquier persona puede participar, está abierto a todos. Lo creamos para seguir transmitiendo la cultura del habano a través de algo lúdico, después del año que tuvimos, nos pareció una forma de mantenernos en contacto, era a través de un juego y empezar a entender la cultura del habano y alejarnos totalmente de esa cosa aspiracional, de lujo o de círculo cerrado, donde una persona mayor en un club fumando. Tiene una cultura muy linda y romántica que puede ser para cualquiera.  El desafío es este viernes, son 3 instancias distintas, lo que tienen que hacer para poder participar es simplemente anotarse, es totalmente gratuito y entran a www.lacasadelhabano.com.ar  y ahí está la ficha de inscripción, que no tienen nada más que la fecha de nacimiento y un email para después nos podamos contactar y para que les llegue el email antes del inicio del juego. El primer premio es un evento cerrado para 10 personas  donde les enseñamos como cortar, encender, como elegir un habano y como conservarlo. El segundo puesto  un humidor Park Lane mediano, con 15 habanos seleccionados especialmente. ”.

Comparte: