El ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación, Daniel Filmus, dijo, durante un encuentro con los integrantes de la Comisión de Ciencia del Senado de la Nación, que la vacuna que desarrolla la Argentina para prevenir el contagio de coronavirus estará lista para “fin de 2022” y resaltó el trabajo de la comunidad científica durante la pandemia.

“Hay cuatro desarrollos de vacunas que se están llevando adelante”, destacó el funcionario

Según el ministro, Argentina “está en condiciones de terminar la etapa pre-clínica en un par de vacunas, empezar la etapa de estudios clínicos y tener resultados positivos para fin de 2022”.

“Cuando tengamos la vacuna no solo estaremos en condiciones de aprovecharla nosotros, sino también de exportarla”, enfatizó.

Además, indicó que “es un orgullo que haya sólo dos países de la región, Brasil y Argentina, que produzcan la vacuna”.

“Va a hacer falta revacunar o colocar vacunas de refuerzo por un tiempo. Y nuestras vacunas no necesariamente van a reemplazar a las que vienen de afuera”, indicó.

Finalmente, el funcionario ponderó “el trabajo de la comunidad científica de la Argentina durante la pandemia de coronavirus”.

“Han desarrollado respiradores, kits de detección y, ahora, vacunas. Los barbijos que usa la mayoría de la gente son producto de un desarrollo del Conicet con universidades y Pymes. Y no solo se usan aquí, sino que también se exportan”, destacó.

La vacuna de desarrollo mas avanzado en nuestro país es la “ARVAC-Cecilia Grierson” que está desarrollando la UNSAM con participación del CONICET y el Laboratorio Cassará, y se encuentra en el paso del laboratorio a la industria en un trabajo de codesarrollo con la empresa. El conjunto de capacidades científicas de la UNSAM-CONICET y las del laboratorio privado logró producir la vacuna con buenas prácticas de manufactura, la cual en las pruebas preclínicas en el laboratorio mostró ser eficaz frente al virus y ahora se están terminando los ensayos toxicológicos.

Estos ensayos se hacen en el Centro de Medicina Comparada (CMC) de la Universidad del Litoral (UNL). Una vez concluidos, se enviarán a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) los protocolos del ensayo de Fase 1 para su validación. Tras ser aprobados, se iniciará la Fase 1 durante el mes de enero de 2022. Las fases clínicas tienen tres etapas: en la primera, se evalúa la seguridad de la vacuna en un grupo reducido de personas; en las fases 2 y 3 se escala a grupos más numerosos de voluntarios.

La vacuna “ARVAC-Cecilia Grierson” está pensada como una vacuna de refuerzo para personas que hayan recibido el esquema completo de otras vacunas y cuya respuesta inmune empieza a bajar luego de un período superior a seis meses y también como vacuna de primovacunación.

La fórmula se basa en proteínas recombinantes, una tecnología similar a la usada en la vacuna de la Hepatitis B o el VPH. Algunas de sus ventajas son mayor estabilidad, evitar sistemas de conservación que depende de ultrafreezers, fácil distribución en territorio nacional, y eficaz frente a nuevas variantes de COVID-19.

Comparte: