Santiago Meilán, docente e integrante de la Colectiva Orgullo Quebradeño, en diálogo con UNJu radio, 92.9, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y Disidencias, reflexionó sobre las nuevas masculinidades como proceso de deconstrucción para frenar la violencia de género.

Al respecto, Meilán explicó que estos procesos de deconstrucción surgen a partir de la visibilización de la violencia hacia la mujer ya que estas nuevas masculinidades obliga a realizar un proceso de ver donde están parado ellos los hombres respecto a la violencia y comenzar a hacerse cargo.

Así mismo dijo “este sistema de violencia es una cárcel para lo que son las masculinidades donde se determinan los patrones de lo que es ser hombre y mujer y al ser una cuestión cultural se debe rever. El protagonista fundamental aquí es la mujer pero el tema de las masculinidades no deja de estar muy emparejado con este tema”.

Respecto a estas masculinidades, Meilán mencionó “se han asignado a lo largo de la historia roles muy fuerte y hoy esos roles, en el movimiento feminista, al intentar asumir algunos papeles sociales culturales que les estaban prohibidos va a producir un movimiento por la contra partida”.

En referencia a las capacitación para hombre,  afirmó “se trata de liberar ya que la carga es muy pesada, estamos dando talleres que son muy liberadores además, para poder contener, prevenir y evitar situaciones de violencia y así ir tejiendo redes”. “Debemos derribar esos mitos que dicen que el hombre es el sostén, un ser todo poderoso, algo que se ha ido corroborando con la historia ya que ese macho proveedor también es un ser humano con sentimientos, emociones, y sobre todo compañero alguien a quien se puede apelar para la liberación de la mujer.”

Finalmente, destacó que desde el lugar de género que ocupan, los hombres deben tratar de rever aquellos comportamientos y contribuir a erradicar la violencia”.

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí