El 25 de noviembre es el Día Internacional de la Eliminación de las Violencias Contra las Mujeres. La ONU declaró este día para visibilizar, reflexionar y erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres.

La fecha se eligió para recordar a las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, activistas de República Dominicana que se enfrentaron a la dictadura de Trujillo, por lo que fueron encarceladas y torturadas sistemáticamente y posteriormente asesinadas brutalmente por orden del dictador el 25 de noviembre de 1960.

Según la ONU Mujeres, a escala mundial, el 35 por ciento de las mujeres ha experimentado alguna vez violencia física o sexual por parte de una pareja íntima, o violencia sexual perpetrada por una persona distinta de su pareja.

Además, y por motivos de la pandemia por COVID 19, en algunos países el número de llamadas a las líneas telefónicas de asistencia se ha quintuplicado.

Las mujeres adultas representan cerca de la mitad (el 49 por ciento) de las víctimas de la trata de seres humanos detectadas a nivel mundial. Las mujeres y niñas representan conjuntamente un 72 por ciento.

Quince millones de niñas adolescentes de 15 a 19 años han experimentado relaciones sexuales forzadas en todo el mundo.

Al menos 200 millones de mujeres y niñas de 15 a 49 años han sido sometidas a la mutilación genital femenina en los 31 países en los que se concentra esta práctica. La mitad de estos países se encuentran en África Occidental.

Según el nuevo informe de este organismo “Measuring the shadow pandemic: Violence against women during COVID 19”, una de cada tres mujeres ha sido víctima de abuso en su vida.

En épocas de crisis, las cifras aumentan, como se observó durante la pandemia de COVID-19 y las recientes crisis humanitarias, conflictos y catástrofes climáticas.

El informe, basado en los datos procedentes de 13 países, indica que desde que empezó la pandemia, dos de cada tres mujeres denunciaron que ellas o una mujer que conocen fueron víctima de alguna forma de violencia y tienden a enfrentar problemas de inseguridad alimentaria. Sólo una de cada 10 mujeres expresó que las víctimas acudirían a la policía para pedir ayuda.

Las mujeres que denunciaron estos datos tenían 1,3 veces mas probabilidades de presentar un aumento del estrés mental y emocional que las mujeres que no lo hivcieron.

Los hallazgos también revelaron que alrededor de una de cada cuatro mujeres se siente menos segura en el hogar. Estas mujeres citaron el maltrato físico como una de las razones (21%). Algunas mujeres comunicaron específicamente que habían sufrido daños por parte de otros miembros de la familia (21%) o que otras mujeres del hogar estaban sufriendo daños (19%).

Fuera de sus hogares las mujeres también se sienten más expuestas a la violencia: el 40% de las encuestadas afirma que, desde el inicio de la pandemia, se sienten menos seguras caminando solas por la noche. Tres de cada cinco mujeres piensan que el acoso sexual en espacios públicos ha empeorado durante la Covid 19.

La presión financiera, el empleo, la inseguridad alimentaria y las relaciones familiares se destacaban como los principales factores de perturbación socioeconómica con un impacto significativo no sólo en las experiencias relativas a la seguridad, sino también en el bienestar general de la mujer.

Si bien la violencia de género se ha generalizado, no es inevitable. Puede y debe evitarse. Para poner fin a esta violencia, hay que empezar por creerles a las víctimas, adoptar enfoques integrales e inclusivos que aborden las causas profundas, transformen las normas sociales nocivas y empoderen a las mujeres y las niñas. Podemos eliminar la violencia de género prestando servicios esenciales centrados en las víctimas en los sectores policial, judicial, sanitario y social, así como aportando la suficiente financiación para la agenda de los derechos de las mujeres.

“La situación sigue siendo de emergencia, lo vemos en todos los casos que aparecen en términos de violencia hacia las mujeres y femicidios, es decir que creemos que hace falta todavía mucho por recorrer como sociedad, por comenzar a enseñar en el Nivel Inicial en el marco de la Educación Sexual Integral, que haya una clara política pública al respecto, con los agentes capacitados, más refugios, mayor contención”, señaló sobre la situación provincial la Licenciada en Ciencias Sociales Sofía Brailovsky, docente de género y DDHH en la FHyCS, codirectora del Área Interdisciplinaria de Estudios de la Mujer y de Género y Coordinadora del Área Académica de Género y DDHH, a Unju Radio.

En este día alrededor del mundo se llevarán adelante distintas acciones, y, en Jujuy, la convocatoria es a las 17 horas en Plaza Belgrano.

Además la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, junto a legisladores nacionales, anunciará este jueves el abordaje de un trabajo conjunto para una reforma integral de la Ley 26.485 de “Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales”, a través de un proceso participativo y federal.

El encuentro se realizará a las 12.30 en la Cámara de Diputados.

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí