La doctora Silvia Estrada (MP 1891), titular del Programa Provincial de Control de Tuberculosis en comunicación con UnjuRadio habló sobre los casos de tuberculosis en Jujuy y la detección de casos.

La profesional manifestó que durante la pandemia hubo una disminución en la cantidad de casos registrados debido a la merma en la captación. “La gente no se acercaba a los centros de diagnósticos porque estábamos todos abocados al Covid” indicó.

En el año 2019 se registraron 360 casos de tuberculosis en la provincia, y “en el año 2020 un 30 por ciento menos” señaló Estrada y apuntó que “ahora estamos recuperando la cantidad de casos registrados que tiene la provincia normalmente”.

En este sentido sostuvo que “lo ideal es encontrar los casos y cortar la cadena de transmisión”.

El Programa Provincial de Control de Tuberculosis funciona desde hace muchos años en Jujuy. “Si bien estamos en el Hospital San Roque tenemos los brazos extendidos a toda la provincia” afirmó.

La intención del Programa es descentralizar la atención. Para ello cuentan, en cada una de las áreas programáticas de la provincia, con un grupo responsable de profesionales para tratar esta enfermedad.

De este modo, una persona que recibe el diagnóstico en San Salvador de Jujuy puede ser luego atendida en su lugar de procedencia y recibir ahí el tratamiento adecuado.

La doctora Estrada aseguró que “hay disponibilidad de prácticamente todos los medicamentos necesarios que nos manda el Programa Nacional de Tuberculosis”, y que “en caso de haber algún faltante se lo compra desde el Ministerio de Salud”.

Comentó además que se está retomando el estudio de los contactos ya que, al ser una enfermedad infectocontagiosa, la tuberculosis requiere que al detectar un caso también se debe estudiar a todo el grupo familiar.

Por otra parte, Estrada consideró que la tuberculosis siempre ha sido una enfermedad muy estigmatizante. “Al detectar un caso se debe llegar a todo el  entorno porque hasta la misma familia estigmatiza” subrayó.

La profesional de la salud remarcó que la tuberculosis es una enfermedad tratable y curable y que con apoyo de la familia, del entorno y del equipo de salud el paciente puede recuperarse muy bien. “Es necesaria una apertura mental para no estigmatizar” concluyó Estrada.

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí