Se realizó la Marcha Nacional de la Marihuana, para pedir por la legalización de la planta para todo sus usos y del autocultivo en la producción de aceite. Desde Jujuy el colectivo que nuclea a familiares y cultivadores que apoyan la iniciativa, cuentan sus experiencias con el aceite medicinal.

Ismael Mamani, en diálogo con UNJu radio, 92.9, contó la experiencia que vivió con su hija, quien sufre de epilepsia refractarea síndrome de Lennox-Gastaut (LGS), un tipo de epilepsia muy grave ya que ha llegado a tener más de 300 convulsiones por día, pasando gran parte de sus días internada, siendo asistida por innumerables médicos, probando además diferentes tratamientos, y vio como la terapia con aceite de cannabis ha impactado y mejorado su calidad de vida.

Ismael quiso compartir su experiencia, en la que además cuenta que en un inicio ha comenzado un tratamiento con aceite de cannabis pero de manera oculta, gracias a este tratamiento al tercer día notó grandes mejorías en su hija, pasando de tener 300 convulsiones a solo tener 10 crisis. Ante esto, dijo “hay semanas que no hace ninguna crísis, compramos el aceite que salía 450 dólares y gracias a eso vi grandes cambios en mi hija y por eso hoy estoy aquí en la lucha por la liberación de la planta de marihuana por que soy un simple empleado municipal que ha llegado a pagar una medicina en dólares y he tenido que vender todo”.

Respecto a los avances que se han realizado en cuanto al cultivo Mamani dijo “lo que hace falta en Argentina es reunir a aquellos cultivadores solidarios para que sean ellos quienes nos puedan enseñar como hacerlo y liberar de esta forma el autocultivo, ya que gracias a las donaciones que hicieron, cuando aún no se hablaba de cánnabis, esto permitió tratar gran cantidad de patologías y mejorar la calidad de vida de muchos pacientes. Hoy en día hay madres en algunas provincias en las que no se reconoce la compra del aceite y deben cultivarla por sus propios medios”.

“Queremos a través de la nueva ley involucrar a agrupaciones, familias y que no sea solo algo destinado a las grandes empresas, sino fomentar el autocultivo” afirmó.

Finalmente, lamentó no haber tenido comunicación con el gobierno de la provincia ni con ningún otro espacio político, ante esto dijo “el dolor no tiene color político y nadie esta exento de él”.

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí