El antropólogo Fernando Sadir, se refirió, a raíz del hecho que se conoció en Salta y que involucró a un ciudadano venezolano, a los prejuicios que se dan contra los inmigrantes a quienes se los sindica como responsables de problemas que existen en una sociedad como la delincuencia, el desempleo o la violencia.

Analizó que hay por detrás de estas expresiones que circulan en la sociedad y que en realidad ” son una construcción de larga data” que tiene que ver con el imaginario con que se construyó la identidad nacional, en la época de la construcción del Estado nacional” .

Al respecto señaló ” está concepción del otro en primer lugar no es algo nuevo es algo muy antiguo y tiene una respuesta. Ese otro , que es un migrante, qué es más pobre o tiene condiciones más difíciles económicas. El otro son aquellos grupos con orientaciones diferentes que pueden ser sexuales, etcétera ,etcétera, es ese otro distinto a mí y está construcción del otro nacional, está muy ligada a lo que fue la construcción de Estado nacional. Se deseaba ser parecido al europeo, no por nada se incentivo la inmigración Europea. La construcción de nuestra historia se hizo en relación a la llegada de los europeos y su mirada y esto sumado una construcción que se va a dar desde la ciencia y la ciencia social en particular en todo el mundo. En Europa por ejemplo con el auge del evolucionismo, con el racismo que surgía , que le da estatus al blanco y como contrapartida le da una connotación negativa a todo lo andino, al indígena”.

Sadir enfatizó que toda la construcción de nuestra historia se hizo en relación a la llegada del europeo y su mirada y que por eso ante problemas que un gobierno ” sea cual fuera” puede tener de larga deata como el desempleo, o la inseguridad o la violencia se busca “un chivo expiatorio” se busca el sector más vulnerables de la sociedad y se los culpabiliza. Para Sadir los medios de comunicación monopólicos que son y responden al poder , reproducen ese discurso. Plantea que no es casual que desde los medios nunca se habla del efecto positivo que tienen los inmigrantes en una sociedad y da como ejemplo lo que sucede con los migrantes latinos o hindúes en Europa que lograron revertir la pirámide “ahora hay una pirámide invertida”, en relación a la edad de la población , ya que son inmigrantes de 18 a 35 años y constituyen la población económicamente activa.

Sadir destaca que este fenómeno del prejuicio hacia el inmigrante no es exclusivo de nuestro país si no que se da en muchos países como España, Francia e incluso México.

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí