Argentina jugó uno de los mejores partidos en la era Scaloni, y aplastó 3 a 0 a Uruguay en el estadio Monumental, con goles de Messi, De Paul y Lautaro Martínez, por la quinta fecha de las Eliminatorias sudamericanas para el Mundial Qatar 2022.

La Selección mostró un fútbol eléctrico y dinámico, y dejó knock out a un rival que había comenzado teniendo las mejores chances y que no pudo abrir el marcador gracias a los palos y a un Emiliano Martínez en gran nivel.

En el primer tiempo, tras las oportunidades del elenco charrúa, Argentina comenzó a monopolizar la pelota y creó situaciones de peligro en un partido vertiginoso. Lo Celso tuvo el gol tras dejar en el camino al arquero Muslera, pero falló en la definición y la pelota dio en el travesaño, para después picar sobre la línea.

Recién a los 37 minutos, Lionel Messi tiró un centro frontal que Nicolás González no pudo desviar, pero que engañó al guardavallas charrúa, y se le metió en el palo derecho. El tiempo restante fue un monólogo del combinado albiceleste.

Seis minutos después, Rodrigo De Paul encontró una pelota en el área y definió con calidad para poner a la Argentina 2 a 0 arriba antes de irse al vestuario. En esa ráfaga, el equipo visitante pareció acusar recibo y quedó sin fuerzas.

Lautaro Martínez desperdició el tercero en el cierre del primer tiempo, pero tuvo revancha en el segundo. Durante esta etapa, Argentina dominó a voluntad ante un Uruguay desorientado que ya tenía en cancha a Edinson Cavani y Darwin Núñez.

Argentina se amparó en la figura indiscutida de Messi, quien enseñó el camino. Pero también en las atajadas de “Dibu” Martínez cuando el desarrollo era equilibrado, y en la magnífica tarea de De Paul. El volante de Atlético Madrid empujó al equipo, se asoció en el juego, aportó en la marca y convirtió el segundo. Una noche perfecta.

El ingreso de Ángel Di María aportó más felicidad a los hinchas, quienes no dudaron en cantar por Messi, De Paul y Lionel Scaloni, el entrenador que moldeó este equipo.

En el tramo final, Messi y Di María dispusieron del cuarto tanto, pero Muslera se los impidió. El último campeón de la Copa América rindió otra examen ante un rival que oficia de medida en cada choque.

La sensación es que Argentina juega cada vez mejor, con mayor confianza, cada futbolista tiene clara su función y también la acompaña cierta dosis de fortuna cuando sufre un poco.

Fuente: Ámbito

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí