Ana Alarcón, participante de la marcha por el respeto a la libertad de vacunarse contra el covid-19, en diálogo con UNJUradio 92.9, habló sobre la protesta que se realizó este lunes en contra del decreto provincial que obliga a los empleados estatales a vacunarse. Lo calificó como un atropello del gobernador Morales sobre los derechos de cada persona, al impedir la movilización en un transporte público de los usuarios que no se aplicaron dicha vacuna. También informó que presentarán amparos ante la Justicia y una presentación en el Inadi (Instituto nacional contra la discriminación, la xenofobia y el racismo) por discriminar a las personas “por el mero hecho de pensar diferente”.

En primer lugar, Alarcón explicó que vienen tratando de cambiar el rótulo de ‘antivacunas’ que se les pone desde algunos medios: “no es que somos antivacunas sino que estamos en contra de esta vacuna  específicamente porque todavía no ha pasado la etapa experimental. No estamos haciendo una marcha para que no se vacune la gente. Simplemente y específicamente, para que se respete la libertad de cada uno de poder decidir”.

En ese sentido, la referente argumentó: “vimos que a lo largo de estos últimos años se ha luchado desde distintos sectores con distintas ideologías en las cuales se ha dicho que cada uno tiene la decisión sobre su propio cuerpo. En este caso, en la provincia de Jujuy se está viendo un avasallamiento sobre los derechos de cada una de las personas con la exigencia del Sr Gobernador al decidir que ahora no podemos tomar un servicio público porque una persona haya decidido no vacunarse”.

.

Por otro lado, la activista reiteró que lo que les molestó es el atropello a la libertad. “No solamente lo que se dijo del servicio público sino cómo han estado amenazando a empleados municipales diciéndoles que si ellos no presentan el carnet de vacunación, perderán el presentismo o se les va a descontar el día”, denunció. En ese sentido, señaló que presentarán amparos ante la justicia porque creen que no se puede dejar sin trabajo a alguien por pensar diferente. En tanto, contó que a un vecino del Barrio San Pedrito le cerraron la carnicería por no tener el carnet de vacunación. Asimismo, precisó que harán una presentación ante el Inadi  por discriminar a las personas “por el mero hecho de pensar diferente”.

En relación a las vacunas contra el covid-19, expresó que no están a favor de ellas porque  “no muestran la información de las mismas y eso es algo que alarma”. No obstante, dijo que respetan a las personas que se vacunan y que esperan lo mismo hacia las que no quieren hacerlo.

Ana Alarcón

Por último, Ana Alarcón, planteó que se debe respetar la elección personal de vacunarse o no y concluyó: “somos un gran grupo de jujeños que no queremos perder nuestro trabajo, ni que se nos realicen sumarios, y queremos viajar en un servicio público porque es un derecho de cada ciudadano. Vamos a llegar hasta el fondo. Si es necesario, realizaremos veladas afuera de la Casa de Gobierno para que se nos escuche porque el Boletín de la Nación dijo que no iba a ser obligatorio, cómo puede ser que el gobernador atropelle eso con un mero decreto”.

Decreto provincial:

http://boletinoficial.jujuy.gob.ar/?p=218859

ARTÍCULO 1º.- Dispónese la obligatoriedad de la vacunación contra el COVID-19, para todos los agentes dependientes de la administración pública provincial, entidades autárquicas, organismos centralizados y descentralizados, empresas y sociedades del estado, cualquiera sea su situación de revista y lugar en que se presten servicios.-

ARTÍCULO 2º.- Invítase a la actividad privada en general de la Provincia, a adherir a la disposición establecida en el ARTÍCULO 1°, en especial, a los sistemas privados de salud, educación, seguridad, transporte público y privado, comercio, entidades civiles, deportivas y recreativas en general.-

ARTÍCULO 3º.- El personal comprendido en el ARTÍCULO 1º del presente, que no acredite haber recibido al menos una (1) dosis de cualquiera de las vacunas, salvo justificación por medio fehaciente e idóneo, no podrá asistir a prestar servicios a su lugar de trabajo, siendo su inasistencia injustificada, con la correspondiente pérdida de remuneración por día no trabajado.-

Comparte: