Se tomó la decisión durante el encuentro de los ministros de Educación de todo el país. Asimismo, las clases se extenderán de diciembre de 2021 y febrero y marzo de 2022 para alumnos que necesiten apoyo escolar.

En declaraciones a la prensa, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, expresó “no va a implicar diferir el inicio del próximo ciclo lectivo”, y añadió que desde el ministerio de educación nacional “vamos a promover el inicio más temprano posible en el 2022”.

En una sesión la 108º Asamblea del Consejo Federal de Educación (CFE), que agrupa a los ministros del área de todas las provincias, permitió llegar a un acuerdo de trabajo pedagógico para el segundo semestre del año.

Los principales objetivos de la sesión fueron incrementar el tiempo de enseñanza, fortalecer la presencialidad y los aprendizajes en todo el territorio, fijando metas que permitan evaluar si las y los estudiantes están en condiciones de avanzar en sus trayectorias educativas.

“Fue una reunión muy positiva del Consejo Federal de Educación porque aprobamos todas las pautas para las instancias de promoción de este ciclo lectivo excepcional, todavía atravesado por la pandemia”, señaló el ministro Trotta.

Trota, enfatizó en referencia a unos de acuerdos más importantes “todos los estudiantes de los distintos niveles educativos tienen que poder acreditar el 70% de los contenidos priorizados para la promoción de este ciclo lectivo”, y en consecuencia prosiguió “fue acompañado de forma unánime por las 24 jurisdicciones educativas” reunidas por videoconferencia.

“Lo que necesiten los chicos para pasar de grado lo deben trabajar en cada una de las escuelas, en la diversidad de realidades, y dentro de la propuesta pedagógica de cada una. Nosotros, lo que hemos planteado son pautas de organización dentro del aula. Los aprendizajes siempre son heterogéneos pero hoy lo son mucho más a partir de la pandemia”, expresó el ministro.

Por otro lado, la resolución también fija estrategias para intensificar la enseñanza según las categorías de participación de las y los estudiantes.

En ese sentido, Trotta explicó que se resolvió “fortalecer la trayectoria educativa de los y las estudiantes que han tenido intermitencias en la continuidad educativa o un nivel de intensidad bajo”, es decir, que hayan alcanzado una participación entre el 25% y el 70% en las actividades de clase propuestas por la escuela (intermitencias) o menor al 25% (baja intensidad).

Para ello, las jurisdicciones deberán presentar un informe detallado de las trayectorias escolares de las y los alumnos antes del 31 de agosto,cualquiera sea la forma de escolarización adoptada.

“Con esta decisión unánime estamos dando un mensaje de responsabilidad en cuanto a lo que debe ser la calidad educativa y la garantía de los aprendizajes de todos los estudiantes”, dijo el ministro.

Finalmente, no promoverán quienes al momento de la finalización del ciclo lectivo 2021 alcancen una acreditación menor al 40%.

En cuanto al nivel secundario, las y los estudiantes promocionarán cuando acrediten como mínimo el 70% de los contenidos priorizados en las unidades curriculares definidas. Quienes, al momento de cierre del ciclo lectivo 2021 hayan logrado acreditar entre el 40% y el 70% de los contenidos priorizados para el pasaje al año subsiguiente, dispondrán de instancias de intensificación de la enseñanza para los aprendizajes no alcanzados con seguimiento personalizado durante los meses de diciembre, febrero y marzo.

Concluidas estas instancias, si él o la estudiante no hubieran alcanzado al menos el 70% de aprobación requerido se habilitará la aplicación del régimen académico vigente en cada jurisdicción.

En el encuentro también se presentó la “Guía para instituciones educativas: condiciones y recomendaciones para habitar la escuela”, que ratifica y amplía los alcances de los protocolos vigentes.

“La Argentina fue uno de los primeros países del mundo que llevó adelante una evaluación de la realidad educativa en el marco de la pandemia, ese es un punto que tenemos que destacar y esos resultados que implican también determinar esas trayectorias educativas que tuvieron menor intensidad en el marco de la no presencialidad, implicaron el despliegue de políticas educativas no sólo den cabeza del estado nacional sino de las 24 jurisdicciones educativas como ha sido el Programa Acompañar que seguimos llevando adelante y hoy reafirmaos ese compromiso de todas las jurisdicción de garantizar el derecho a la educación”, concluyó Trota.

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí