El jefe de la unidad operativa de Agua Potable S. E. y arquitecto a cargo de la delegación La Quiaca, Girón Flores habló con UNJuRadio sobre los inconvenientes que tienen los usuarios de la Puna con el servicio debido a las bajas temperaturas.

Tras registrarse temperaturas extremas que han superado los -12°C y, hasta la semana pasada, los -22°C en Abra Pampa, hubo congelamiento de cañerías tanto en viviendas y hasta cuadras de manzanas enteras, generalmente en aquellas donde abunda la sombra todo el día y no llega el sol.

Al respecto, el arquitecto explicó “no tenemos problemas en las redes principales porque están enterradas y protegidas. Sí hay inconvenientes en las conexiones domiciliarias, -es decir- en los medidores porque explotan por la presión”.  Por otro lado, señaló que se presentan fallas dentro de los domicilios ya que hay tanques que sólo están apoyados en una base de cemento y no tienen protecciones laterales.

Asimismo, indicó que el frío extremo produjo daños en la bajada de las cañerías. En ese sentido, Flores recomendó colocar membrana aluminizada o goma espuma que funciona como una funda que las protege.

A su vez, instó a los usuarios a preveer dichos modos de resguardo y sugirió colocar a los medidores tergopol o trapos viejos.

Por último, comentó que ante problemas con el medidor de agua por congelamiento, no es tan severa su reparación, a diferencia que si se produce en una cañería enterrada o en la vereda, pues en ese caso, es más problemático porque hay que hacer excavaciones.

Comparte: