El intendente de La Quiaca, Blas Gallardo, dialogó con Unju Radio sobre la situación epidemiológica de la ciudad fronteriza ante el aumento de casos en los últimas semanas.

Según relató, fueron aislados muchos efectivos de Gendarmería Nacional, por lo que se han visto disminuidas las guardias. Con respecto a esto, lo que se pretende es evitar el contacto estrecho entre ciudadanos que no cumplen con los protocolos, “en este caso, los ciudadanos de Bolivia cruzan la frontera para comprar y vuelven”, por lo que expresó que si un ciudadano se expone a realizar una compra en Barrio Norte “está en riesgo”.

Manifestó que “desde lo sanitario no se puede hacer un seguimiento, ya que no se puede saber quiénes están circulando por la zona”, motivo por el cual dialogó con el Alcalde de la vecina ciudad para prever esta situación, quien le manifestó que “no tienen efectivos que puedan resguardar la frontera con Bolivia”.

En este marco, se está a la espera de ver con cuántos casos cierra la semana, ya que, si bien según lo mencionado por el Intendente “se espera llegar a un equilibrio entre lo sanitario y lo económico, si los casos no van en descenso vamos a tener que tomar medidas más restrictivas con el sector comercial”.

Para finalizar, se refirió a las próximas elecciones legislativas del 27 de junio, “en este contexto es muy difícil llegar a un acto electoral para la ciudad”, entendiendo que “la curva de casos viene en ascenso, estamos ante una tercera ola y el Hospital local está a punto de colapsar”.

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí