En el segundo programa radial que conduce el Lic. Rodolfo Tecchi denominado “Pensando el Futuro” que se emite por UNJu Radio FM 92.9 los días jueves, el tema elegido fue la pandemia de coronavirus.

El invitado para comentar cuestiones de la actualidad de la medicina por vacunación, cuidados y la enfermedad de covid-19 fue el Prof. Dr. infectólogo, epidemiólogo y Magíster en Salud Pública, Hugo Pizzi, quien es un profesional, investigador, reconocido del ámbito nacional e internacional.

El Lic. Tecchi, mencionó dos aspectos que deben ser debatidos por los Estados nacionales del mundo para no sufrir consecuencias con las características que estamos viviendo por la pandemia de coronavirus. Primero, el cuidado del ambiente vital para no exponer al ser humano en un contacto con los animales sin ningún tipo de control y las implicancias de todo tipo de virus que pueden transformarse en patógenos; y segundo, debatir un nuevo orden económico mundial para brindar respuestas rápidas a las demandas por elaboración de vacunas y su distribución equitativa. Por ello, también el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) que preside Tecchi, emitió una resolución sumándose a muchas voces del mundo con la finalidad de solicitar la liberación de las patentes que permiten fabricar las vacunas contra el coronavirus, “debe ser patrimonio de la humanidad los derechos de patentes de vacunas”, indicó.

Cuando intervino durante del programa radial el Dr. Hugo Pizzi, dijo al respecto que, “ojalá que a fines de mayo o junio el mercado empiece a cambiar y en vez de demanda sea ofertas de vacunas en todo el mundo. Ya salieron diez vacunas nuevas y se cree que para los últimos días de mayo o principio de junio aparecerán ochenta nuevas vacunas contra covid-19. Es una cifra realmente increíble y datos concretos de que esto está sucediendo y ya las puertas de las fábricas están abiertas es que hay tres o cuatro vacunas líderes que bajaron sus precios a la mitad, independientemente de decirles o transmitirles la expertiz de distintos países hubo eso y por general siempre sucede lo mismo. Estuve con la gente del Malbrán en el 2009 cuando se dio lo de la gripe A H1N1 y sucedió exactamente lo mismo, siempre el mercado manda”.

Tecchi agregó que “en algunos ámbitos se habla de una meseta pero en Argentina aún no ingresamos al invierno, al frío constante, y muchos pensamos que cuando tengamos temperaturas bajas es posible que se complique la situación con la cantidad de contagios porque esa meseta de la cual se habla es muy alta…”

Pizzi, “absolutamente acuerdo con ese análisis, tenemos que aprovechar estas tres o cuatro semana de temperaturas agradables porque cuando venga el encierro ya sabemos que el virus se mantiene en lugares cerrados dos horas en suspensión y cuando cae al suelo a las dos horas se suspende nuevamente, o sea que son dos horas que están arriba y dos horas que están abajo y pueden suspenderse. Por lo tanto, hay que tener mucha limpieza y aireación de los lugares cerrados, recomendación fundamental para tratar de evitar la contaminación”.

“También es importante saber que en lugares cerrados donde transita mucha gente, lugares de reuniones de trabajo o atención al público de vez en cuando cada cuatro o cinco horas en un trapo enbebido en nueve partes de agua y una de lavandina para pisos, sillas, respaldo, mesas, donde la gente de afuera se haya sentado o apoyado, si uno estuviese solo en su lugar de trabajo eso no sería un problema. Pero con esas medidas son fundamentales y son el resultado que el 75 % de la población no se haya contagiado, porque se ha cuidado y el que se cuida es meticuloso y mira siempre a su alrededor buscando la distancia y los cuidados, así es difícil que se enferme de covid”.

“El problema está en ese 35 % que dio una encuesta muy buena que hizo la Provincia de Buenos Aires, que habla de la circulación de jóvenes indolentes, de antivacunas y demás, que nunca prestaron atención, que siempre desafiaron, que creyeron que esto le pasa a los otros y bueno, hoy en día las fiestas clandestinas por ejemplo son financiadas por los padres y lo digo irónicamente porque son todos chicos que carecen de independencia económica, van a bailar y cuando regresan tiran la bomba en la casa pero quien les dio el dinero para ir a las fiestas son los padres”.

Dr. Hugo Pizzi

El Lic. Tecchi expresó, “le hago una consulta por los mensajes y la comunicación pública que en estos tiempos son esenciales y hemos incorporado esto del asintomático, persona que está enferma pero es asintomática e interpretamos que no tiene ningún problema y resulta que empiezan a aparecer ciertas publicaciones científicas que dicen acerca de estas personas podrían presentar más adelante secuelas por tener la enfermedad presente…”

Pizzi, “eso ya está estudiado y el título que tiene en la medicina actual se llama Covid crónico o cronicidad Covid. El asintomático en un 30 % al mes, dos o tres meses presenta síntomas que impactan en el corazón, el cerebro y pulmones, o sea que ese 30 % queda ya con secuelas definitivas. En general, en el corazón son alteraciones del mismo, en pulmón son problemas de falta de una buena oxigenación porque hay lesiones de tipo fibrósicos que le impiden hacer gimnasia, subir una escalera le cuesta, la persona desconoce sus habilidades, y el cerebro pierde su don de la ubicuidad temporo espacial, la memoria, el sabor, el gusto, hay algunos que pueden llegar a recuperarse, con mucho ejercicio y con mucha dedicación, incluso hay profesionales de la medicina que se aúnan en cuanto a esfuerzo y estudio de fonoaudiólogas, nutricionistas, neurólogos y clínicos para tratar de revertir esas situaciones y ya se están anunciando los distintos consultorios para ese tipo de patologías. Ahora, el que estuvo internado, el que necesitó del respirador, le quedan secuelas terribles porque es una enfermedad que martilla dos veces al enfermar, primero cuando lo internan y luego cuando le dan el alta con todas las secuelas que le quedan”.

“En general en los ambientes o bolsones de poca formación educativa siempre sucede que aparecen dudas si vacunarse es la mejor opción contra la enfermedad. Cuando se descubrió la primera vacuna en 1796 y ahí viene el nombre porque fue hecha sobre vacas y ordeñadoras, de allí quedó el nombre para luchar contra la viruela como vacuna, y cuando el descubridor Edward Jenner la llevó al Colegio Real de Londres, porque él no era de allí, lo colegiados le dijeron que era imposible, que no iban a usar esa vacuna porque decían que iban a mugir como vacas, que iban a tener orejas de vaca, etc. ¿Saben porqué las vacunas tuvieron su performance que tienen en la actualidad? Porque en 1805 Napoleón Bonaparte llamó a todos su generales, aún a los que estaban lejos de Francia como los que estaban dominando Austria y les dijo ‘la viruela mata más a las tropas que las balas enemigas, vacunen a todos con la vacuna de Jenner’ y en ese momento todos dijeron ‘si lo dice Napoleón’ y ahí empezó a tener la gente confianza en la vacuna. Acá nos pasa algo parecido, por ejemplo al principio se hizo una encuesta en septiembre del 2020 que decía que el 82 % de los argentinos no quería vacunarse, a mí me castigó mucho la prensa porque era un defensor por conocer el Instituto Gamaleya y haber trabajado con los rusos y les decía que era una vacuna estupenda. Hoy el mismo encuestador pregunta a la gente si quieren vacunarse y los resultados son que el 92 % quiere vacuna, pero lo más curioso es que responden cuando la consulta es ¿qué vacuna quiere ponerse? y te dicen la Rusa. Entonces, la gente es así, más cuando doña Rosa se vacunó y en la cuadra la observan y ven que no tiene ningún tipo de problema a los dos días salen despavoridos a buscar turno, pero es así, el ser humano es así, siempre fue y va a seguir siendo”.

Tecchi interrogó, “hablando de las vacunas, en general uds. que estudian el tema, ¿qué porcentaje de la población debería estar vacunada para que se empiece a notar un freno a los contagios?

Hugo Pizzi, “el ideal para llegar al efecto manada o rebaño es 60 %, pero cuando se va avanzando en un 35, 40, 45 o 50 % van notando cosas muy llamativas, el virus va chocando con diques de contención, unos diques de contención son las personas vacunadas, otro son las personas que ya tuvieron la enfermedad, siempre hay que multiplicar por siete los que tuvieron la enfermedad, entonces allí el virus va decayendo y puede hacer dos cosas, en la historia de la medicina este tipo de patologías en su historia natural puede hacer dos cosas, lo primero es que puede desaparecer, transformarse totalmente en un virus niño o puede persistir y ser endémico y en ese caso pondremos en la vacuna antigripal que son cuatro cepas estacionales le agregaremos una cepa de coronavirus y ahí estaríamos protegiendo todos los años con inmunidad”

“El aporte de la comunidad científica argentina a la lucha contra el coronavirus fue fundamentalmente en varios frentes, entre ellas hemos trabajado con vacunas, estamos desarrollando vacunas, ahora se hace un convenio con Israel para una vacuna que se va a probar en nuestro país. Otra de las cosas que hemos hecho es desde los institutos de virología de la Universidad Nacional de Córdoba han hecho unos estudios muy interesantes que están publicados y además es el que dice qué plasma es el que mejor solución tiene, porque el plasma ha sido milagroso, el plasma humano ha sido milagroso, efectivo, el suero equino también, la comunidad científica argentina en genera ha dado muestras que es una de las mejores del mundo, cuestión que ya sabíamos”.

“Tengo publicaciones de hace 25 años y ya me decían que era apocalíptico. El problema de esta epidemia fue por destruir nuestro bosque nativo, la selva, por haberle quitado el hábitat a los murciélagos. Entonces, los murciélagos en la escala zoológica tienen 60 tipos de virus, le sacan sus casas y como cualquier animal se acercan al hombre no solo con sus hongos, con virus y bacterias también. Vamos a tener que respetar el ambiente y sino miren, inundaciones por todos lados, problemas meteorológicos que antes no vivimos, el mar ha crecido siete veces, estamos perdiendo las reserva de agua natural, hay glaciares que se están derritiendo, el casquete polar ártico se está derritiendo, animales en peligro de extinción como osos polares, etc., es muy grave y si sigue así el hombre destruyendo la naturaleza, la naturaleza se va a acordar”.

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí