María Cristina Cruz, trabajadora social de la Casa de la Mujer María Conti San Pedro de Jujuy, en diálogo con UNJuradio 92.9, dijo que, desde la multisectorial de mujeres de la provincia, vienen denunciando desde hace tiempo estas cuestiones no de no tomar en serio la gravedad que significa la desaparición de personas. En este caso la desaparición desde hace 3 semanas de la adolescente de 16 años Micaela Díaz y María Rodríguez de 65. Resaltó que “es preocupante la cantidad de días que llevan desaparecidas.” 

En primer lugar, expresó que en el caso de la adolescente, aparentemente la policía no la estaba buscando y que, en el caso de la señora, aún no pudo tener contacto con la familia. Además, enunció que siguen buscando a Cintia Tolaba: “va a cumplir 5 años desaparecida la joven de Santa Clara, que cumplió 20 años y aún no se sabe absolutamente nada. Venimos exigiendo la rápida actuación. Queremos   recuperarlas con vida, sanas y salvas, después veremos qué pasó. Ahí es donde todo el aparato del Estado y de las instituciones deben intervenir. y actuar”

Por otro lado, argumentó que esto demuestra la falta de coordinación y articulación entre una institución como la justicia y la policía. Al no haber un trabajo en conjunto pasa esto. “El fiscal dirá que no hacen falta esas 48 horas para comenzar la búsqueda, pero resulta que la policía actúa de otra forma. Más aún si las familias desconocen la ley o los procedimientos. Lamentablemente los pasan por encima,” resaltó. 

Retomando el caso de Micaela Díaz y María Rodríguez, Cruz indicó que supuestamente están en la búsqueda, que no hay personas detenidas y que no tienen ninguna otra información: “todavía no pudimos tener contacto con el fiscal. Nosotras somos una ONG (Organización No Gubernamental) que trabaja la problemática, además de diversos trabajos de prevención, atención y asesoramiento, y a veces nos excede el tener la disponibilidad horaria para poder hacer esos recorridos por una institución como es la de la justicia.”

Por último, la trabajadora social, planteó que , a pesar de que se sabe que la trata de personas en nuestra provincia y en nuestra localidad es una realidad, y de la no actuación de la justicia ni de las fuerzas de seguridad, es una problemática que no se trabaja, que existe pero que  no se habla de eso y que siempre se minimiza. En tanto, comentó que las victimas generalmente pertenecen a sectores vulnerables. Lo que hace que no se conozcan las historias. “Por ejemplo, el año pasado murió Paola y luego la hermana. Estaban en situación de prostitución y de consumo y no se supo nada después. Los prostíbulos son otra realidad de la que no se habla, donde las instituciones del Estado que deberían responder miran para otro lado. Es una problemática y un entramado muy grande y es difícil ir contra eso,” concluyó.

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí