El 3 de mayo se celebra el Día Internacional de la Libertad de Prensa, proclamado por la UNESCO en 1993 al reconocer que “una prensa libre, pluralista e independiente es un componente esencial de toda sociedad democrática”. Conmemora el día de la Declaración de Windhoek de 1991 sobre la libertad en el ejercicio del periodismo.

Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO,señaló que “el tema del Día Mundial de la Libertad de Prensa de este año, “La información como un bien común”, subraya la importancia indiscutible de disponer de una información verificada y fiable. También pone de relieve el hecho de que, para producir y difundir esa información, resulta esencial que periodistas libres y profesionales hagan frente a la desinformación y otros contenidos perjudiciales.”

Este día pone el énfasis en la importancia de valorar la información como un bien de todos y para explorar lo que se puede hacer en la producción, distribución y recepción de contenidos para fortalecer el periodismo y avanzar en la transparencia y el empoderamiento sin dejar a nadie atrás.

El tema es urgente para todos los países del mundo y reconoce el cambiante sistema de comunicaciones que incide en nuestra salud, los derechos humanos, las democracias y el desarrollo sostenible.

Sobre este día Unju Radio conversó con Ricardo Martinez, periodista jujeño, quien destacó que “la libertad de prensa siempre es objeto de reflexión sobre todo para el periodismo y también para las instituciones”, ya que, a través de los medios de comunicación “se presta un servicio a las personas que tienen derecho a la información”.

En ese sentido remarcó que “hay principios que deben respetarse” al comunicar y que “la laxitud de estos momentos hizo cambiar muchas actitudes de los comunicadores”.

Además subrayó que el criterio de verdad con que se manejan los periodistas “no siempre es coincidente con la realidad” ya que se debe tener en cuenta “que somos subjetivos”.

Martinez señaló que la libertad de expresión también tiene “sus parámetros”, a saber, los de la moral y los de la ética tanto para “informar como para opinar”.

“La subjetividad muchas veces predomina ya sea desde un punto de vista institucional o personal” dijo, y agregó que a pesar de eso “hay principios que se tienen que respetar, que están vinculados con no incursionar en la intimidad de las personas como en tener en claro lo que es información y lo que es opinión”.

En particular, el Día Mundial de la Libertad de Prensa 2021 pondrá énfasis en tres imperativos: medidas para garantizar la viabilidad económica de los medios de comunicación; mecanismos para garantizar la transparencia de las empresas de Internet, y mejora de las capacidades de alfabetización mediática e informacional que permitan a la gente reconocer y valorar, así como defender y exigir al periodismo como parte fundamental de la información como un bien común.

La importancia de acceder libremente a una información fiable, sobre todo a través del periodismo, ha quedado demostrada con la pandemia de COVID-19 ya que, en momentos de crisis como este, la información puede ser una cuestión de vida o muerte.

Esto ha sido especialmente cierto frente a la “infodemia” del COVID-19, una mezcla de información errónea y desinformación que se ha extendido por todo el mundo sembrando confusión, discordia y división.

La falta de información y datos fiables a disposición del público ha creado un vacío para los contenidos potencialmente dañinos (incluido el discurso de odio) y las teorías conspirativas engañosas, en su mayoría difundidas en línea a través de modelos de negocios de Internet y actores que se aprovechan de estos.

La crisis de salud pública del COVID-19 ha puesto de manifiesto el papel vital que juegan los medios de comunicación libres e independientes en todo el mundo.

La producción de los medios de comunicación (ya sea en la prensa escrita, la televisión o la radio, analógica o suministrada a través de plataformas digitales) sigue siendo una poderosa fuente de información a la que la gente accede, incluso cuando lo hace a través de las redes sociales.

De este modo, los trabajadores de los medios de comunicación de todo el mundo han contribuido significativamente a nuestra comprensión de la pandemia al volver más accesibles flujos de información que resultan abrumadores y muy complejos, al hacer que los hechos científicos sean comprensibles para el público en general, al proporcionar datos actualizados periódicamente y al participar en la comprobación de hechos.

Sin embargo también se han visto medios de comunicación que, adscriptos a determinados intereses empresariales y financieros, han contribuido a la difusión de información incorrecta o falsa, generando zozobra en la población.

En la Argentina, para prevenir estas situaciones, se desarrolló la plataforma Confiar que es un espacio dedicado a la verificación de información creado por la Secretaría de Medios y Comunicación Pública, y desarrollado por la Agencia Nacional de Noticias Télam.

Allí se puede encontrar información sobre el nuevo coronavirus, así como fake news desmentidas con datos científicos y una caja de herramientas para chequear los mensajes sospechosos antes de reenviarlos.

Para chequear información relacionada con la pandemia de coronavirus ingresá al siguiente enlace Plataforma Confiar

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí