El pasado sábado 17, el Ministerio de Salud de dicha provincia, descubrió que cientos de vacunas fueron robadas por parte del personal de esa institución para luego ser vendidas a terceros. Al respecto, Sergio Salerno periodista de Radio Universidad de Santiago del Estero, brindó detalles a UNJuRadio sobre las personas implicadas, las investigaciones que se llevarán adelante y las vacunas que fueron hurtadas.

Según las fuentes judiciales, son 4 personas las que montaron el vacunatorio clandestino, por lo cual fueron detenidas el pasado sábado 17. En ese marco, la policía incautó en la casa de dos de los inculpados alrededor de 300 vacunas Sputnik V de primera y segunda dosis, Sinopharm y Covichield. Además, se encontró vacunas antigripales y más de 700 mil pesos.

Por su parte, el periodista señaló que “se continúa investigando si hay más personas implicadas en este delito, puesto que se encontró dos sellos provenientes de personal médico”. Asimismo, indicó que en la causa no sólo se intentará determinar quiénes robaron las dosis, sino que también se hará una averigüación de las personas que fueron vacunadas ilegalmente y que pagaron por ello.

Sobre el mismo tema, Salerno contó que la Fiscalía de Estado -la cual se presentará como querellante- solicitará que éstas personas sean también imputadas en la causa, la cual está caratulada como “hurto agravado y adulteración de sustancias medicinales”.

En referencia a cómo el Ministerio de Salud descubrió el  faltante de vacunas, el periodista comentó que en principio “no se conoce la existencia de una denuncia”, pues todo se develó durante los controles semanales que realiza la institución. De modo que, al observar la falta de dosis, Salerno sostuvo que “inmediatamente revisaron las cámaras de seguridad e identificaron a uno de los acusados” y consecuentemente, se dió con el resto de los cómplices.

En cuanto a cómo se mantuvo el vacunatorio clandestino, es decir la cadena de frío que necesitan las dosis, el periodista explicó que se desconoce el modo en que llevaron adelante tal mantenimiento. Mientras tanto, dijo que “el Ministerio de salud de Santiago del Estero no podrá dilucidarlo hasta que llegue el personal de la nación para revisar si las dosis que fueron incautadas pueden ser usadas o si ya no sirven”, concluyó.

Comparte: