Con el objetivo de recuperar la soberanía de nuestros ríos, el Foro de Recuperación del Paraná, realizó este 22 de febrero el primer encuentro plenario del Consejo Federal Hidrovía, donde se trató la estatización de la Hidrovía Paraguay-Paraná en manos de la empresa belga Jan De Nul y el grupo de empresas argentinas EMEPA.

En ese contexto, Germán Mangione, Integrante del Foro de Recuperación del Paraná, explicitó a UNJu Radio 92,9 “el Consejo Federal de la Hidrovía se junto por primera vez en la ciudad de Rosario que está integrado por los siete gobernadores (Buenos Aires, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Santa Fe), que firmaron el acuerdo federal junto al presidente Alberto Fernández el año pasado, también participó, el Ministro de transporte Meoni, organizaciones no gubernamentales vinculadas al agro, al ambiente y los sindicatos. En esta primera reunión Meoni informó el estado actual de la concesión de la Hidrovía que vence el 30 de abril y, donde se iba a escuchar las opiniones de este consejo”, no obstante enfatizó “este consejo es consultivo, no vinculante, es un consejo para verter algunas opiniones, no se mencionó la creación de la empresa estatal de la hidrovía que tenía a las siete provincias con el 49% de la propiedad de esta empresa estatal”.

“La idea del gobierno es mantenerlos en manos privadas, lo que afirma Meoni, es que la licitación se va hacer nuevamente hacia un privado. El presidente lo único que garantizó es que la concesión no va a caer en manos de la empresa belga Jan De Nul, que hace 25 años que la tiene, pero lo único que garantizaron en la reunión sobre la vinculación estatal, es que el Estado va  garantizar la navegabilidad del río”, señalo Mangione

Asimismo, recalcó “no hubo control por parte del Estado de lo que pasó en la mayor autopista fluvial de la argentina por donde sale el 80% de las exportaciones durante 25 años. Sí prometen un órgano de control, pero no que el estado se haga cargo de la directiva de esta hidrovía. No es solo un problema comercial, de peaje o tarifa, sino que es un problema geopolítico. Estamos hablando de la principal ciclovía fluvial”, en consecuencia agregó “hay muchos que no quieren que el estado se involucre y, por ahora aparece su rol tibiamente”.

Con la concesión de la mayor ciclovía fluvial del país en manos de empresas extranjeras se estaría perdiendo la soberanía del país, y al respecto acentúo “es perder la oportunidad histórica, no solo de los 25 años, sino desde el nacimiento de la patria y de la oportunidad histórica de que el Estado tenga  real presencia y el manejo de sus ríos interiores” y a su vez precisó “las grandes batallas de la construcción de la patria fueron por el control de estos ríos y, hoy lo estaríamos cediendo nuevamente y perdiendo la oportunidad de recuperarlos”.

Para finalizar, Mangione puntualizó “para el Estado o empresa estatal que tiene la capacidad de invertir, no es imposible. No estamos hablando de cifras considerables, sino que son cifras que se pagan con el mismo trabajo y con el mismo cobro del peaje. No hay  empresas estatales que quieran invertir, Meoni expresó que va haber facilidades para empresas argentinas que se presenten,  entonces el único que tiene la capacidad de redireccionar esto, es el Estado. No hay un empresariado nacional que no esté ligado a los intereses internacionales y que pueda representar los intereses de acá”.

Comparte: