La Licenciada en obstetricia, Mirta Aguirre, dialogó con UNJu Radio sobre el parto humanizado durante los tiempos de pandemia y la manera en que se estuvo trabajando durante la temporada más alta de casos en la provincia.

En cuanto a la Ley Nacional 25.929, de Parto Respetado, ésta garantiza los derechos a:

  • Un parto normal, que respete tus tiempos.
  • Que no te discriminen.
  • Que se respete tu intimidad.
  • Elegir a la persona que te acompañará durante el trabajo de parto, el parto y el posparto.
  • Que tu bebé esté en su cuna a tu lado, durante toda la internación (a menos que necesite cuidados especiales).
  • Que vos y tu familia reciban toda la información necesaria, en un lenguaje claro, sobre tu estado y la evolución del parto y del bebé.
  • Conocer los beneficios de amamantar y los cuidados que necesitan tanto el recién nacido como vos en esta etapa de la vida.
  • Conocer los efectos negativos del tabaco, el alcohol y las drogas.

Respecto a la situación en la provincia, la profesional relató que al principio de la pandemia, los controles eran muy estrictos, y la entrada a la sala de parto también tenía el acceso restringido, por lo que muchas madres se encontraban pariendo solas, con sus compañeros esperando afuera. Actualmente, según comentó, en algunos lugares se ha flexibilizado esta situación, permitiendo entrar a los compañeros, y permitiéndoles presenciar los últimos momentos del trabajo de parto.

En lo que respecta al primer contacto entre la madre y el bebé, subrayó que, si las condiciones de ambos están dadas, este momento es prioritario, “inclusive en este contexto de pandemia, el mejor lugar para el recién nacido es el pecho de la madre”, expresó, indicando la importancia a que se respete esta premisa.

Señaló que, en este marco, muchas madres deciden hacer la mayor parte del trabajo de parto en su casa, para llegar al lugar lo más adelantadas posible, en estos casos recomendó la preparación en este tema, e insistió en la importancia de conocer los signos de alarma para acudir con mayor rapidez al hospital, clínica o sanatorio. Manifestó que “es importante tener la información precisa para poder esperar en casa y no permanecer tanto tiempo internadas”.

Durante la temporada más alta de casos en la provincia, disminuyeron mucho los controles médicos generales, por este motivo recalcó la importancia de que el embarazo esté controlado y sea seguido por un profesional idóneo, “no hay que restar importancia a los controles”, remarcó.

Finalmente, destacó que “los profesionales tratamos de extender nuestra mirada a que sea un parto humanizado aun en contexto de pandemia”, permitiendo el contacto, siendo apoyo de la madre en el momento, desde ese lugar, se trató de minimizar el impacto de la pandemia sobre el parto. “Es importante preparase, si bien es un acto fisiológico y nuestro cuerpo sabe hacerlo, debemos estar preparas psicológicamente también, para encarar este proceso con una actitud más tranquila”, declaró.

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí