El Comisario Pablo Herrera Silvetti, jefe de la Dirección de Relaciones Policiales de la provincia, en diálogo con UNJuradio 92.9,  explicó el lamentable hecho ocurrido en la tarde de ayer cuando un niño de 6 años, que se encontraba junto a su madre y hermano, fue arrastrado por la fuerte corriente y encontrado sin vida en las cercanías del Puente Negro del barrio de Los Nogales perteneciente a la localidad de Yala.

Al respecto, el comisario manifestó que se montó un operativo rastrillaje a partir del llamado que recibieron desde la seccional 54 de Yala a las 14:27 hs, a través del sistema de emergencia 911. “Inmediatamente acudieron al lugar los efectivos de la Seccional 54 y el Cuerpo Especial de Bomberos, quienes encontraron sin vida al menor a las 14:50 hs, a la vera del río. Se pudo establecer que el pequeño se encontraba junto a su mamá de 31 años de edad y acompañado de su hermanito de 8 años”, añadió.

En relación al lugar del hecho, se tiene como referencia “la última parada de la empresa de transporte público Santa Ana. Allí, habrían pasado la tarde calurosa junto con un grupo de familiares y amigos de la mamá”.

Por otro lado, Silvetti remarcó que la causa de la súbita crecida de dicho afluente natural de carácter peligroso se debió “a las precipitaciones en las altas montañas de la zona  y que, afortunadamente, el hijo mayor pudo salvar su vida mientras que el menor fue abordado por la fuerza natural del torrente y encontrado 1km más abajo”.

A partir del suceso, el comisario enunció que “la Comisaría 54 dió  participación inmediata a la fiscalía de turno donde se dispuso el traslado del cuerpo hacia la morgue judicial en la que se ordenó la inmediata presencia del médico de la policía que determinó que el niño falleció debido a una asfixia por sumersión“. Además destacó que “la madre tuvo una descompensación muy importante y que fue trasladada al Hospital Pablo Soria donde fue asistida por los profesionales”.

Por último, el Comisario Silvetti aprovechó la ocasión para recomendar a la sociedad que tome los recaudos necesarios ante situaciones de acampe o de salidas para refrescarse y que tenga en cuenta la peligrosidad que representan las crecidas de los ríos en el período estival.

Comparte: