El docente de Formación Profesional Héctor Fernández, en diálogo con el portal de noticias de Unju Radio 92.9, señaló que la marcha comenzó aproximadamente a las 10 de la mañana por las calles de la ciudad y que se convoca a todos los docentes de formación profesional de la provincia a participar.

Los principales pedidos que llevan los docentes de Formación Profesional son “que se les dé continuidad laboral, la derogación del decreto 1807 y la titularización de los docentes con antigüedad”, entre otros puntos que marcó el entrevistado como la capacitación docente y la posibilidad de acceder al Instructorado.

Fernández señaló que “la creación de la nueva Junta de Calificación Docente no está funcionando como debiera” puesto que “los docentes no tienen delegados y no pueden exponer sus necesidades y sus reclamos”, tal como está establecido en el Decreto Acuerdo 8340, que señala que los docentes deben estar representados.

La conformación de la Sala Técnico Profesional “debe incluir a tres vocales y tres suplentes” lo que no sucede ya que “el integrante que representa a los docentes no está, debido a que las elecciones no se hicieron dado el contexto de pandemia”, puntualizó el docente.

Asimismo remarcó que el principal problema radica en que al traspasar los legajos de los docentes a la Sala Técnico Profesional, muchos de los puntajes de los docentes “volvieron a fojas cero”, indicando que en esta situación se les dificulta volver a “hacer cursos para sumar puntaje”. Además manifestó que “tampoco existen licenciaturas o tecnicaturas para estas especialidades”, remarcando que no se les brindó capacitación a los docentes “para dar un poco más de igualdad” teniendo en cuenta que no se considerarán los puntajes que estos docentes acumularon a lo largo de su carrera. Entonces con esta reducción arbitraria de los puntajes y el llamado a concurso de todos los cargos, quedan en desventaja y “en la calle”, sentenció Fernández.

Por otro lado según el decreto 1807 de octubre del año pasado los docentes deben inscribirse en la región en la que viven ya que estipula que se suspenden transitoriamente los traslados y cambios de función y dispone que los aspirantes a concursos de ascenso sólo podrán inscribirse para cargos correspondientes a la Región Educativa de su domicilio.

Por lo tanto, cada docente que no pueda conseguir un cargo en la región donde vive “debería costear su transporte, comida y vivienda si fuera necesario”. Esto en razón de que no existen muchos establecimientos de Formación Profesional y los docentes deben trasladarse a la región en donde se dicte la carrera específica que enseñen. De esta manera, señaló el entrevistado, “muchos quedarían afuera del sistema. Son alrededor de 500 docentes, que significan 500 familias, 500 economías que quedarían muy golpeadas”.

Por ultimo indicó que “no tenemos un gremio que nos ampare, ni que se haga eco de nuestras solicitudes y reclamos” y que van a continuar con las medidas hasta que se les brinde una solución.

Comparte: