Este jueves a las 18 hs el presidente Alberto Fernández promulgará la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), tras haber sido aprobada en la cámara de senadores el pasado 30 de diciembre del 2020 con 38 votos a favor, 29 en contra y 1 abstención. En este marco, Luz Díaz, medica e integrante de la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir, en comunicación con UnjuRadio, repasó los procedimientos que se deben cumplir una vez que se efectivice la aplicación de ley y, particularmente refirió al desafío que implica la objeción de conciencia.

Al respecto la doctora Diaz manifestó que en principio “solo pueden ejercerla los médicos y las medicas y nadie más”. A su vez, agregó que quien se resista a realizar la práctica de la interrupción “tiene la obligación de derivar a otro efector que sí cumpla con los lineamientos que plantea la IVE”. Además, reconoció que “hay profesionales que son objetores de conciencia en el sector público, pero no lo son dentro del sistema privado” y en relación a ello, aclaró que una vez que se emita la ley en el boletín oficial también “será de carácter obligatorio para las obras sociales y medicinas prepagas, por lo que también será advertencia para este sector que en caso de no contar con profesionales que realicen el procedimiento deberán hacer la derivación correspondiente”.

Asimismo, comento a UnjuRadio que se pretende crear un observatorio en donde se registre a aquellos profesionales de la salud que no hayan declarado ser objetores de conciencia, “para prever obstáculos a la hora de que sea solicitada la interrupción voluntaria del embarazo” indicó la profesional de la salud. En ese sentido reitero que aquellos médicos y médicas que no hayan comunicado su posición previamente, se solicitará a la justicia que sea “plausible de sanciones porque estarían colocando en riesgo a la persona gestante en la dilación”.

Por otra parte, en referencia al proceso para interrumpir el embarazo hasta la semana 14, Díaz explico que “las personas gestantes que decidan por la IVE deben concurrir a un centro de salud de primera atención o a una guardia para realizar una consulta”, posteriormente serán recibidas por un equipo integral compuesto por médicos/médicas, educadores para la salud y personal del área psicosocial, quienes les brindaran información sobre cómo es el procedimiento. Detalló que “este circuito, sigue el protocolo de la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), el cual indica realizar una consejería de orientación en opciones donde “se procederá a ofrecer las diferentes tratativas para interrumpir la gestación de forma segura, que es mediante el uso misoprostol o la aspiración anal endouterina”.

Finalmente, Luz Días puntualizó que previo a la intervención la paciente deberá firmar el consentimiento que se anexará a la historia clínica. En caso de que el embarazo sea producto de una violación, “la declaración jurada no es necesaria hacerla en la policía ni en el juzgado, se realiza en el centro de salud de forma confidencial” concluyó.

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí