El presidente Alberto Fernández promulgó esta tarde, en el acto que encabezó en la Casa Rosada,  las leyes de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y la de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia, llamada “Plan de los 1000 días”, asegurando así que cumplió con su palabra y su compromiso de campaña.

El texto establece que “en ejercicio de sus derechos humanos, toda mujer, u otras identidades con capacidad de gestar, tienen derecho a decidir voluntariamente y acceder a la interrupción de su embarazo hasta las 14 semanas inclusive del proceso gestacional”. Pasado este plazo se podrá hacerlo en caso de violación, de riesgo de vida o de la salud integral de la gestante.

Acompañaron al Presidente el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, los ministros de Salud, Ginés González García y de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta y la Secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

Por otro lado, Anibal Fernandez explicó que, mediante el Plan de los 1000 días, se hará posible que las embarazadas sepan que el Estado las acompaña “brindándoles salud y posibilidades de criar a sus hijos en los primeros tres años de vida”.

Comparte: