Las adicciones de los internos en contexto de encierro en los penales de nuestra provincia, siguieron durante mucho tiempo siendo un flagelo, pero a partir de la implementación de un programa de acompañamiento, se ha reducido y encaminado a cada uno de ellos.

Ante esta situación la jefa del Departamento de Adicciones del servicio penitenciario de Jujuy y Directora terapéutica del penal Gorriti, Maria Ines Codesido, mencionó en UNJu RADIO 92.9 que “es la única comunidad terapéutica en la República Argentina en contexto de encierro que está funcionando en este momento” además añadió “esto se hizo, porque dentro del servicio penitenciario hay consumo de pasta base de cocaína, marihuana y psicofármacos”.

Desde la apertura de este departamento en el 2018, la colaboración de los internos en conjunto con los familiares y el éxito de los tratamientos con diferentes talleres, que ayudaron a los reclusos a recuperarse, ante ello, la profesional preciso, “dentro del penal se tiene talleres, un programa de radio, carpintería, huerta, deporte, yoga, grupo de convivencia”, a su vez puntualizó “que la comunidad terapéutica es un espacio donde los internos se encuentran a ellos mismos”.

“En estos tiempos de pandemia, fue complicado tratar a los pacientes, se tuvo que diagramar y reducir las terapias”, explicó, Codesido.

Con respecto al prejuicio de la sociedad sobre los internos, la Directora del Departamento, menciono, “es verdad el prejuicio, y también ellos mismos se automarginan” a su vez indico, “que los pacientes en libertad, recuperados, están trabajando, ya no se están marginando”.

Por último, enfatizó que por la labor que realiza con estas personas con problemas adictivos a diario, no le llevo a tener problemas con ninguno, ni tampoco a tener miedo, “a mí siempre me respetaron, no tengo miedo y nunca tuve miedo, como que me cuidan”.

Comparte: