Lo expresó el Ministro de Salud, Ginés González García, luego de la primera reunión mantenida este martes por el Comité de Vacunación. El objetivo es avanzar en el diseño de la logística de la distribución y aplicación de las vacunas contra el COVID-19 de las que dispondrá el Gobierno nacional en los próximos meses, el Presidente de la Nación, Alberto Fernández encabezó la reunión del martes junto al Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y los ministros de Salud, Ginés González García; el de Defensa, Agustín Rossi; el del Interior, Wado de Pedro y la Ministra de Seguridad, Sabina Frederic, quienes estarán involucrados en la operación para llevar a cabo la campaña de vacunación masiva contra el coronavirus. También participaron de la reunión de trabajo la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti y la asesora presidencial, Cecilia Nicolini. El Gobierno prevé empezar la vacunación en la primera quincena de enero.

“Será una campaña inédita en la Argentina por su magnitud, nosotros vacunamos por año 40 millones de dosis y en este caso va a ser 60 millones en un periodo corto para tener menos problemas y primero vamos a vacunar a los grupos de riesgo y luego la población involucrada para evitar los contagios y disminuir el impacto de la pandemia”, indicó el ministro de Salud, Ginés González García, luego de la primera reunión del Comité de Vacunación que se realizó en Casa de Gobierno.

González García explicó a la agencia de noticias Télam que “es todo el Gobierno el que interviene y los esfuerzos son con todas las provincias como lo hemos hecho desde el primer día de manera federal”. Para lo cual agregó que “estamos programando una campaña única que implica un esfuerzo logístico importantísimo”.

El titular de la cartera sanitaria comentó que durante la reunión de trabajo estuvieron analizando “item por item” en lo referente a los insumos necesarios para aplicar las vacunas como “la compra y distribución de millones de jeringas y elementos para eliminar los descartables”.

Con respecto al acceso oportuno a las distintas vacunas candidatas, González García precisó que “tenemos contratos firmados con el mecanismo multinacional COVAX por 9 millones de dosis, con Oxford-AstraZeneca que es un contrato por 22.4 millones de dosis, tenemos a firmar el de Pfizer, que es más pequeño, pero nos entrega primero y nos falta el contrato con el proveedor ruso”, lo que constituye -según el ministro- “una cobertura muy importante para la población argentina”.

Señaló que “más de 12 millones de personas son grupos de riesgo y personal estratégico, personas de más de 60 años, docentes, personal de salud, Fuerzas Armadas y de seguridad, que serán vacunados en primera instancia”. Aclaró que quedarán fuera del programa “menores de 18 años” que no tengan comorbilidades “porque no hay recomendación científica” de que deban recibir una dosis.

En cuanto a la articulación, señaló que “estamos trabajando sincronizadamente con los organismos de Defensa, con la colaboración de Interior porque queremos hacer población nominada y estamos integrando sinérgicamente toda la acción del Gobierno, en un programa de la Argentina para los argentinos, para tener los mejores números en inmunidad y lograr que la pandemia disminuya”, aunque advirtió que “la vacuna no reemplaza la conducta de los ciudadanos y necesitamos que sigamos cuidándonos porque esto no está resuelto”.

En tanto, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, declaró que “el Presidente nos instruyó para que tengamos preparada la logística de la distribución de la vacuna para la mayor cantidad de población en el menor tiempo posible”, y para ello, “las Fuerzas Armadas tendrán un rol protagónico en la distribución de la vacuna en todo el país”. Además indicó que se dispondrán los “medios aéreos y terrestres” para la distribución, las unidades militares para el acopio del material y al personal médico militar para la vacunación en sí, “lo antes posible para llegar a mayor parte de argentinos en el menor tiempo”

El ministro del Interior, Wado de Pedro, también se refirió a la importancia de “la articulación de todas las fuerzas políticas, todos los gobernadores y todos los intendentes porque es un problema que hace a la salud” y puntualmente dijo que Interior está poniendo a disposición de Salud “el sistema de logística que se usa para una elección general, el padrón de los mayores de 60 años y el sistema logístico del Correo Argentino”. De Pedro dijo que Interior ya tiene realizado el estudio poblacional, con la segmentación de los mayores de 60 años por provincia y localidad, como así también de personas con enfermedades de riesgo y demás personal que debe ser vacunado. Desde este ministerio señalaron que la población de potenciales receptores “prioritarios” de las vacunas se integra por ocho millones de mayores de 60 años, 773 mil trabajadores de salud, 500 mil de las Fuerzas de Seguridad y Defensa, y 2,8 millones de personas con comorbilidades.

(Audio: Gentileza Télam)

Comparte: