El cuartel de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Alto Comedero estuvo colaborando en la localidad de Caimancito para sofocar los diferentes incendios que se están registrando.

Al respecto, Laura Flores, jefe de la Asociación, sostuvo que “estuvimos trabajando desde el día martes en la localidad, el personal en el día de hoy (por el viernes) está arribando  al barrio. Ahora están trabajando los brigadistas más que nada, de manejo del fuego de Caimancito, y los bomberos voluntarios de localidades cercanas se quedaron aprestos para cubrir ahí algunos focos pequeños, el resto de los bomberos voluntarios regresaron a sus destinos”.

“Hubo un importante desgaste físico, los dos primeros días tuvieron que subir a varias zonas afectadas y ya los últimos días fue una guardia sobre la ruta 34 por directivas de incendios forestales”, añadió.

Consultada por si van a enviar personal de relevo, Flores subrayó que “tenemos otro relevo de personal para enviar, pero queríamos seguir con nuestras actividades en Alto Comedero ya que se ocasionaron durante la semana algunos focos y estuvimos trabajando con el personal femenino en las 150 hectáreas”.

“Como dijo el jefe de incendios forestales, la gente no nos ayuda, tiene que tomar mucha conciencia para evitar que se provoquen los incendios” puntualizó.

Por otra parte, Flores destacó que realizaron un llamado a la solidaridad para que la gente colabore con materiales para la construcción del cuartel dado que el pasado 28 de septiembre cumplieron 12 años de existencia y quieren tener el cuartel propio, “tenemos el espacio físico y lo que nos falta son los materiales para la construcción” señaló.

Cabe recordar que la Asociación de Bomberos Voluntarios tiene la base operativa en la capilla Ceferino Namuncura en el barrio Tupac Amaru, son una asociación sin fines de lucro y todo lo que tienen es producto de donaciones de la gente y no cuentan con ningún tipo de apoyo de la parte política.

Comparte:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí