Fueron palabras de Ofelia Mejías, delegada de ATSA que trabaja en el hospital San Roque, que habló en UNJu Radio 92.9 realizando un balance del segundo ruidazo en salud.

Sobre el tema se refirió: “Trabajamos como podemos, porque sino hacemos esto nadie nos tiene en cuenta, a pesar de que digan que la salud es lo primero, que somos los héroes y muchas cosas más, pero esto no es así, prometieron darnos un incentivo de $5000 desde abril pero no llegó nunca, quisimos que abrieran las paritarias pero con el asunto de la pandemia tristemente a los funcionarios y al gobierno les favoreció, porque tampoco estamos tratando las paritarias”.

“A muchas personas contratadas se les prometió el pase a planta permanente antes de las elecciones, se valieron de los votos pero ahora nadie está pasando a planta, con las personas jubiladas, todos esos cargos siguen sin cubrirse, los que quedamos somos los que nos recargamos, con la primera movida hemos logrado que se llamen a concurso, pero nosotros queremos participar en las fases de los concursos, porque siempre son tramposos, más cuando tienen que ingresar a esos cargos, nosotros queremos que ingresen las personas que están trabajando aquí, no que vengan y entre cualquiera por la ventana”.

Al ser consultada por los concursos en salud, Mejías aseveró: “estamos pidiendo recursos humanos, especialmente enfermeras, no están llamando a concursos, siempre se llamó a concurso pero desde que está este ministro pararon todos los concursos”.

Sobre el balance de la protesta Mejías detalló: “las personas se están dando cuenta que tienen que salir, hace 35 años que estoy en este hospital, esa misma cantidad de años vengo luchando por mis derechos, alguna vez se los escuchan, otras veces no, quiero que los jovenes aprendan que en la vida hay que luchar porque sino nadie nos va a llamar para darnos nada”.

Raúl, otro trabajador del hospital San Roque, detalló las dificultades de la institución: “el problema que tenemos es que las máquinas del sector lavandero no están trabajando adecuadamente, las mismas tienen el tambor, no lo están arreglando, necesita trabajo de tornería, nos decían que no lo podían realizar porque había proveedores que no contaban con la documentación, en este caso solicitan la cédula fiscal, actualmente hay una empresa que no tiene problemas con los papeles y nos dicen que ahora si van a proceder a realizar todos los arreglos correspondientes”.

“Influye porque no podemos realizar nuestro trabajo de forma adecuada, porque necesitamos desinfectar la ropa que viene del sector de campaña y no hay suficiente presión para utilizar el vapor que necesitamos para desinfectar la ropa que nos traen”.

Comparte: